INFORCHESS MAGAZINE - CD-Rom - Lanzamiento CD 0 y CD 1

Finales de Torre y Peón de Torre contra Torre. 3ª Parte

Continuamos nuestro análisis de posiciones tipo de finales que todo aficionado debe de conocer bien para aplicar la técnica defensiva correcta o para aplicar la técnica correcta para obtener la victoria. Les recomendamos en idioma inglés dos extraordinarios libros:

Practical Rook Endings, una gran guía para jugadores expertos en finales de torre de la mano del especialista el legendario Victor Korchnoi.

 

Starting Out: The Rook Endings. GM. Cris Ward. Una guia práctica, y con un enfoque actual, se estudian las posiciones, pero se trata la estrategia general de la misma,  dando consejos y pistas, lo que lo diferencia de otros En libros clásicos.

En castellano podemos recomendarles los siguientes libros que tratan el aspecto práctico del juego:

 En este trabajo consideraremos a diferencia de los anteriores la posibilidad que el rey negro puede dominar la casilla de coronación, y pasaremos revista a las diversas posibilidades que existen según sea peón torre, peón caballo o peón alfil o central.

En el primer ejemplo que presentamos, se trata de la posición más sencilla de entablar:

(2) Torre y Peón  Torre - contra  Torre
Ejemplo 1, 04.08.2005
[Defez Gómez,Juan Francisco]

Vamos a tratar una vez más , los finales de torre y peón contra Torre. Obviamente en un final en el que no existieran los reyes, el peón puede pararse fácilmente si la torre se coloca detrás del mismo, pero en un escenario real en el que los reyes están en juego la cosa es mucho más complicada. Es conocido que el aprendizaje de estos finales es fundamental en la técnica ajedrecística y que la mejor forma de aprenderlos es comenzando por finales básicos. Con el fin de interactuar con ambas ideas vamos a dividir el material entre los finales dónde el rey del bando defensor puede ser una pieza activa y defiende la coronación del mismo, de aquellos en los que el rey del bando defensor es un simple espectador. En el primer ejemplo que presentamos es el típico en el que el rey bloquea el avance del peón y las tablas son fáciles de conseguir.

Diagrama

1.Tc1 Como las negras no están amenazando nada no hay una razón para alterar la formación defensiva de las blancas. Algo tonto es ponerse a dar jaques sin ningún sentido, aquí lo importante es que la torre permanezca en la primera fila para evitar cualquier posibilidad de mate. 1...Ta3 2.Tb1 Ta2 3.Tb3+ Por supuesto, la torre antes estaba defendiendo la sexta fila, ahora que la abandona aprovechamos para jaquear al rey enemigo que debe de retroceder. Nótese que la Torre permanece lo más alejada posible del rey negro, porque no hay razón para la aproximación al mismo. En cualquier caso tampoco era necesario este jaque, las blancas podían seguir con su política de no abandonar la primera fila porque el negro no tiene nada: [3.Tc1 Th2+ 4.Rg1 Tg2+ 5.Rh1 y loas negras no pueden realizar ningún progreso] 3...Rg4 4.Tb4+ Rg3 5.Tb3+ Rg4 6.Tb4+ Las negras no pueden ocultarse de los jaques 6...Rf5 7.Th4 Correcto. A la menor posibilidad la torre ataca al peón por atrás 7...Ta3 8.Rh2 y obviamente se gana el peón con un resultado de tablas. 1/2-1/2

En el segundo ejemplo, con peón caballo, la situación también es muy fácil de entablar. Quedese con la idea que el bando atacante no puede generar amenazas de mate que no puedan ser defendidas por una torre en la primera fila.

(3) Torre y peón Torre - contra Torre
Ejemplo 2, 04.08.2005
[Defez Gómez,Juan Francisco]

Diagrama

En el siguiente ejemplo, la posición también es de tablas, pero el peón de caballo ofrece algunas posibilidades de victoria, ante un juego totalmente incorrecto del bando defensor.

1.Tc1 La primera regla que debe de tener en cuenta es que en este tipo de finales un plan de defensa muy razonable es: 1) Mantener el rey en la casilla de coronación del peón. 2) Mantener la torre en la primera fila evitando los posibles mates. De acuerdo, la torre permanece pasiva, pero realmente esa es una solución adecuada en esta posición. No siempre podremos decir lo mismo, pero recuerden que aquí se trata de peón de la columna g o columna b, y es una regla valida, como lo es también para cuando el peón está situado en la columna -h o a- 1...Ta2 2.Tb1 Tg2+ las negras intentan que el rey abandone la casilla de coronación 3.Rh1 Th2+ 4.Rg1 Ta2 Irónicamente el único intento de obtener la victoria es un intento que lleva a la derrota [4...g2?? las negras amenazan mate, pero: 5.Tb3+ Rg4 6.Rxh2 y las blancas ganan!] 5.Tc1 g2 6.Tc3+ Bien, otro detalle es que la torre blanca da jaque cuando el peon negro avanza a la séptima fila, esto corta la comunicación del rey con su peón y garantiza las tablas. 6...Rg4 7.Tb3 Mantiene la situación cortada del rey, aunque también da tablas: [7.Tc4+ Rh3 8.Tc3+ Rg4 9.Tc4+ porque el rey no puede ocultarse en ningún sitio] 1/2-1/2

En el tercer ejemplo, consideramos que el peón sea de las llamadas columnas centrales, para este caso serian peones de las columnas alfiles, dama o rey. Quedese con la idea que con peones centrales UNA POLITICA PASIVA NO FUNCIONA. 

(4) Torre y Peon Alfil - contra Torre
Ejemplo 3, 04.08.2005
[Defez Gómez,Juan Francisco]

Diagrama

En esta tercera posición tratamos el mismo tema con un peón central, considerando que son centrales no solo los peones de rey o dama sino también los situados en las casillas c y f.   Es más, en el ejemplo que ofrecemos  LA POSICIÓN ESTÁ PERDIDA, las blancas debieron jugar activamente mucho antes y no haber permanecido pasivas hasta que el peón alcanzo la sexta fila.

Por lo que la primera conclusión que deben de extraer es que CON PEONES CENTRALES UNA POLITICA DE DEFENSA DE LA PRIMERA LÍNEA LLEVA A LA DERROTA.

 En esta posición ya no se puede generar actividad alguna porque cualquier abandono de la primera fila viene Tb1 mate. Y  a la política pasiva sigue la siguiente continuación: 1.Rg1 Tg2+! [1...Th2? 2.Ta3 y las blancas al menos consiguen clavar el peón y aguantan alguna jugada más hasta que las negras vuelven al sendero correcto que es: 2...Tc2 En realidad vale cualquier jugada de la segunda línea que esté alejada del rey enemigo porque todas ellas amenazan mate y obligan por tanto a la torre a volver a la primera fila 3.Ta1 Tg2+ y ahora se debe de continuar como en la línea principal lo único que hemos hecho ha sido perder dos tiempos] 2.Rh1 [2.Rf1 Th2 Esta es la diferencia esencial con los dos ejemplos anteriores, la torre blanca no puede defender toda la primera línea, como cuando eran peón de columna caballo o torre. Ahora la amenaza de mate fuerza que el rey deba de volver a g1 y entonces surge como en la línea principal f2+ ganando] 2...Th2+ una jugada de espera para forzar a que el rey se situé en la casilla g1 para avanzar el peón f dando jaque 3.Rg1 f2+ 4.Rf1 Th1+ y se gana la torre enemiga. Así pues la conclusión que hay que llegar es que con un peón central una POLITICA PASIVA, NO FUNCIONA. Pero por supuesto no hay que descorazonarse, porque existen otras técnicas defensivas que veremos en siguientes ejemplos. 0-1

Juan Francisco Defez Gómez
En Valencia, a 3 de Agosto del 2005