Suscríbase a Inforchess Magazine

 

 

Apuntes Bibliográficos  Inforchess nº 18.

 

Entrénese Usted Mismo en Ajedrez Moderno por Viktor Pozharsky.

 

Aprender Haciendo.

 

Por MI Raúl Ocampo Vargas.

 

Modern Chess Self InstructorLa colección de tres volúmenes Entrénese Ud. mismo en Ajedrez Moderno” por el entrenador ruso  Viktor Pozharsky, es lo más cercano de los libros impresos a la informática aplicada al ajedrez.  Sigue la tradición de los clásicos libros soviéticos , como “Prakticum” de Neishtadt, que buscaban, a través del ejercicio arduo, desarrollar en los estudiantes el sentido táctico y el conocimiento tácito.

 

Uno de los libros no ajedrecísticos de más impacto reciente fue el escrito por el Director de la Escuela Sloan del Instituto Tecnológico de Massachussets, MIT, Peter Senge, “La Quinta Disciplina”. En el se exponen una serie de conceptos sobre el pensamiento y el aprendizaje que treinta años antes eran clásicos en la Unión Soviética y que los entrenadores de ajedrez de la URSS ya empleaban y evolucionaban dos décadas antes de que Peter Senge escribiera su libro.

En el Curso “El Juego es Pensar”, hace cinco años,  en la Lección 30 expresé, basado en los escritos de los entrenadores soviéticos:

 

“Los grandes jugadores del ajedrez moderno, armados con una experiencia y un conocimiento acumulados tras años de estudio, no necesariamente calculan las jugadas pensando  “yo juego aqui, el juega allá y yo jugaré …”, etc. El jugador fuerte ve unas pocas jugadas razonables inmediatamente, de las que saca una, a menudo sin considerar muchas variantes. Observando este hecho, el Maestro Internacional Rashid Ziatdinov explica: “El Gran Maestro al elegir sus jugadas lo hace con la misma facilidad con la que nosotros sacamos palabras cuando hablamos. ¿Como puede hacer eso? ¿Cómo es posible?. La respuesta es que todo el cálculo que él esta haciendo esta sucediendo automáticamente, sin que siquiera lo  note. Podemos hacer una analogía con la memoria RAM de las computadoras. Cuando usa la información en su memoria RAM, una computadora trabaja más de 100 veces más rápido que cuando usa la información desde su disco duro. En las personas, esto puede ser denominado como nuestro conocimiento tácito. Alguno alguna vez definió el conocimiento tácito como “Nosotros sabemos más que lo que podemos decir”, una útil definición para nuestros propósitos”.

 

Esta interpretación refleja un aspecto del estudio del ajedrez muy importante y que se considera ha sido una de las ideas fundamentales de la otrora escuela soviética y la actual escuela rusa de ajedrez. Debemos adquirir el conocimiento tácito que nos ayudará a hacer todos los cálculos automáticamente. Al mismo tiempo que crear las bases de lo que se ha llamado “Intuición en Ajedrez” o como lo llaman algunos entrenadores rusos “Sentido de la posición”. Ziatdinov al hacer un paralelo entre el aprendizaje del ajedrez y el aprendizaje de lenguaje afirma: “Existe un método simple para adquirir este conocimiento, y la gente comienza a usar este método cuando tienen uno o dos años de edad. En esa edad, cuando comenzamos a hablar, repetimos muchas veces las palabras que oímos de otras personas. Para el ajedrez es importante saber cuales “palabras” tenemos que repetir muchas veces”. El se refiere que por “palabras” entendamos posiciones de ajedrez y continua: “Por ejemplo, mi propia experiencia demuestra que cuando yo entiendo todo sobre finales de torre y un (si uno solo) peón contra torre, esta comprensión incrementa mi fuerza grandemente. En este sentido, el ajedrez es un lenguaje” El recomienda estudiar las que el llama posiciones básicas del ajedrez una y otra vez, como las palabras en el estudio de un lenguaje y mientras mejor se les conozca y mientras más conozca tendrá que calcular menos. Jugará ajedrez tan naturalmente como hablar. El elige algunas posiciones alrededor de 300 y asevera: “QUE sabe sobre ajedrez es más importante que QUE TANTO sabe sobre ajedrez. Es posible gastar tremendas cantidades de tiempo estudiando ajedrez, y ver solo una ligera mejora en la fuerza. Mi investigación me ha conducido a identificar lo que consideró el conocimiento esencial de un Gran Maestro “. A continuación propone sus posiciones y dice que en ellas está reunido el conocimiento esencial . “Preparandose a si mismo por este método de aprender el conocimiento esencial, de tal manera que se convierta en una segunda naturaleza, lo posibilitará a enfocar más energía sobre la mecánica de las jugadas y las combinaciones. Una vez que comprenda las posiciones en este libro, sus piezas de ajedrez tendrán nuevos poderes y significado”.

 

Senge habla sobre la complejidad al que el ser humano se enfrenta y trata sobre lo que llama subconsciente, aunque yo titularía inconsciente, como lo hago en mis lecciones actuales. El caso es que Senge habla de entrenar el “subconsciente” a base de realizar ejercicios conscientes, pero en un interjuego con el “subconsciente”, donde lo que no eran hipótesis factibles en el consciente, en el inconsciente si lo son, y en la interacción de ambos, lo factible en el “subconsciente” (para mi inconsciente)  se incorpora en el conjunto de factibles en el consciente. Esto es nada menos en lo que se basaba Purdy con lo de sus Jaques Saltando y Capturas Saltando. Romper la imaginación.

¿Como entrenar el inconsciente? Una y otra vez resolviendo las posiciones de ajedrez y haciendo que el consciente interactúe con el inconsciente.

Entonces los libros clásicos como el “Prakticum·” de Neishtadt y el 1001 combinaciones ganadoras de Reinfeld, o la Enciclopedia del Medio Juego de Krogius, GM que por cierto es un psicólogo de la escuela soviética creadora de todas esas teorias “Vigostkianas”, son útiles en ese aspecto, como son el CT Art o el Chess Quiz.

 

Pero los tres volúmenes de Posharzky tiene una selección muy feliz de las posiciones a resolver y esta programado para abarcar todas las áreas del ajedrez. Al principio no es fácil de advertir esto, pero al examinar los volúmenes con un análisis siguiendo las reglas de Umberto Eco, de agrupar en patrones y ver secuencia lógicas encadenadas, de repente me encontré que había cierto código y que la elección seguía ciertas reglas, una secuencia espiral de temas, cada determinado número de posiciones se repite el mismo tema, en una variable secuencial, como si siguiera ciertas reglas.

Desde la aparición de libros como el Código Da Vinci, uno se la pasa buscando patrones y significados en todo, por lo que no podría asegurar si lo que aparentemente interpreté como intención del autor no es otra cosa que una conclusión producto de una mente calenturienta y paranoide como la mia, y que frente a un orden y selección derivados de factores aleatorios, quiere ver decisiones y mensajes. Sin non e vero… Puede ser que no sea real, pero el caso es que esa secuencia parece tener más éxito que otras. Es como la música de Mozart, le atribuimos poderes que tal vez no tengan más base científica que un éxito repetido. Por si las dudas, si usted usa computadora para entrenarse, pase a la base de datos, en el mismo orden, cada posición de los tres libros, luego resuélvalas una y otra vez, hasta que su inconsciente se entrene. Adquiriendo así el conocimiento tácito.

 

Es curioso, pero en la selección de posiciones para el Chess Quiz, hay una similitud en el orden y selección de posiciones en un 65%, lo que era una posibilidad de una en 48744500, según calcularon por ahí unos “Abelarditos” matemáticos, exceptuando el caso que siguieramos el mismo libro base, el “Prakticum” de Neishtad, con el que ambas selecciones coinciden en un 75%. ¿Curioso?

Si a usted le gusta resolver posiciones en un libro en la mano, estos tres son su mejor elección. Una edición en varios idiomas, asequible a todos, a un precio razonable.

En algo supera al Praktikum de Neishtadt, en que trabaja en las posiciones de las tres fases en que arbitrariamente, para efectos de enseñanza, ha sido dividida una partida de ajedrez.

 

Comitán, Chiapas a 10 de agosto de 2007.