Apuntes Bibliográficos para Inforchess.

 

 

La principal Ley del Ajedrez.

 

Por MI Raúl Ocampo Vargas.

 

“Valoración de la Posición y Plan” por el GM Anatoly Karpov y el MI Anatoly Matsukevich, de la serie “Universidad del Ajedrez”, es una de las más importantes contribuciones de Karpov tras perder la corona mundial. Publicado en Moscú, por la Casa Editorial “James” en 1999, en idioma ruso, es uno de los volúmenes principales producidos por Murad Amannazarov, cuya editorial tiene un extenso catálogo de libros y software, entre los que se encuentran obras del mismo Karpov, como “Mis mejores 300 partidas” bellamente editada y que tiene comentarios estilo “Informant”, con lo que el idioma no es una barrera. La serie de “Autopreparación de aperturas de Ajedrez, práctica contemporánea, que se enfoca a jugadores de segunda fuerza, es especialmente notable, pues trabaja ampliamente con la idea de cada esquema de apertura, de una manera mucho más amplia de cómo lo hizo el GM Reuben Fine en su laureada obra “Ideas Behind  The Chess Openings”.

 

El libro que en esta ocasión comento tiene 233 páginas bien presentadas, con un índice muy atractivo:

Introducción.

Capítulo Primero: Orígenes.

Capítulo Segundo: Valoración de la Posición, Orientación.

Capítulo Tercero: Selección de Objetivos Concretos.

Capítulo Cuarto: Orientación, líneas abiertas

Capítulo Quinto: Estructura de Peones, casillas fuertes y débiles.

Capítulo Sexto: El Centro y Espacio.

Respuestas y Revisiones.

Capítulo Séptimo: La Ley principal del Ajedrez

Soluciones a ejercicios.

 

La Mitad del libro se dedica al Capítulo Séptimo. En el se explica que la principal ley es restringir la acción o movimiento de las piezas. En varios artículos ya Karpov había manifestado que para él la estrategia completa del ajedrez podría resumirse en una sola palabra: Profilaxis. En pocas palabras no hay que permitir que el enemigo haga de las suyas. Algunos teóricos llaman a esto el “Minimalismo” en ajedrez, evitar ante todo que el contrincante logre algo, aún a costa de que nosotros mismos no logremos nada tampoco.

El libro en las 120 páginas del Capítulo Siete, va mostrando ejemplos de “ahogar” piezas, de restringirles sus movimientos y aislarlas de las demás. Los ejemplos y los ejercicios están bien escogidos. En el amplio archivo adjunto van muchos ejemplos de este capítulo.

Este excelente libro no tengo conocimiento que haya sido traducido del ruso a otro idioma, lo que se me hace extraño dada la popularidad de Karpov como autor de libros y también debido a que la edición rusa no fue muy numerosa: 3200 ejemplares nada más. El libro en general es ameno, muy instructivo y atractivamente editado. El precio es muy económico, comparado a los libros de ajedrez en inglés. Los ejemplos presentados son bien escogidos y los comentarios de Karpov de buen nivel como es usual en sus libros.

El tema del Capítulo Séptimo me recordó algunos artículos publicados sobre el tema y que describían lo que los soviéticos llamaban “El enfoque estratégico de Capablanca”.

Capablanca describía como una de sus estrategias principales la de “cortar, aislar una pieza del teatro principal de operaciones”.

Capablanca decía. “Durante la partida un jugador a menudo busca aislar las piezas enemigas de la principal área de lucha. Muy frecuentemente un alfil o caballo puede ser permanentemente encerrado y quedar fuera de juego. En tales casos, la partida es definitivamente ganado debido a que uno de los bandos tiene de hecho una pieza extra”.

En el libro de Karpov se muestran muchos ejemplos de lo que dice Capablanca y una buena cantidad los coloqué en el archivo adjunto, pero quisiera aquí colocar algunos de la práctica del propio Capablanca.

 

Winter,W - Capablanca,J [C49] Hastings. 1919

 

1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Cc3 Cf6 4.Ab5 Ab4 5.0-0 0-0 6.Axc6

Variante por Nimzovich.Le da al blanco un juego muy sólido. Su idea es preparar un f2-f4 para abrir columnas a las torres y luego llevar un caballo a f5 6...dxc6 7.d3 Ad6 8.Ag5 Esta jugada no va con el plan. Este podia ser h2-h3 y g2g4 y también llevar el caballo a f5 con c3-e2-g3-f5.Luego ya sea con Rh1 o Rg2, tratar de hacer f4. 8...h6! El principio de un plan muy truculento. Winter cae en la celada. 9.Ah4 c5 Evitando d3-d4,aprovechando el momento en que Cc3-d5 seria fatal al blanco. 10.Cd5? g5!

 

 

Ahora la partida esta perdida para el blanco. 11.Cxf6+ Dxf6 12.Ag3 Ag4 13.h3 Axf3 14.Dxf3 Dxf3 15.gxf3 f6 Es evidente que el blanco está perdido. Practicamente el blanco no tiene una pieza.Necesitaria entregar peones y tiempos para sacar su alfil. El negro ahora canaliza toda su energía al flanco dama y, debido a que de hecho tiene pieza de más, el resultado del ataque es obvio. Es instructivo ver cuan simple es el método ganador. 16.Rg2 a5 17.a4 Rf7 18.Th1 Re6 19.h4 Tfb8 El negro no toma en cuenta al flanco rey debido a que el blanco no puede crear ninguna amenaza ahí. 20.hxg5 hxg5 21.b3 c6 22.Ta2 b5 23.Tha1 c4 24.axb5 cxb3 25.cxb3 Txb5 26.Ta4 Txb3 27.d4 Tb5 28.Tc4 Tb4 29.Txc6 Txd4 Se rinde el blanco. 0-1.

 

Morrison,J - Capablanca,J [C62] Nueva York  1918

 

1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ab5 d6 4.Cc3 Ad7 5.d4 exd4 6.Cxd4 g6 7.Cf3 Ag7 8.Ag5 Cf6 9.Dd2 h6 10.Ah4? Un error de juicio. El blanco desea mantener al caballo clavado, pero era más importante el evitar que el negro se enroque y para ello retirar el alfil a f4 era más consecuente.  10...0-0 11.0-0-0 Te8 12.The1 g5!

 

 

13.Ag3 Ch5 14.Cd5 a6! El alfil debe ser desalojado a d3, donde bloqueará a su dama. El negro jugaría entonces ...Ae6 para amenazar ...f5-f4 atrapando al alfil blanco. 15.Ad3 Ae6 16.c3 f5! 17.h4 f4 18.hxg5 hxg5! 19.Th1 Af7 20.Rb1 Ce5 21.Cxe5 Txe5 22.Ah2 Cf6 Ahora que el alfil blanco esta cortado, el negro desea deshacerse del caballo blanco que ocupa una fuerte posición en d5. Este caballo es la pieza clave que defiende la posición blanca. Aqui nos cruzamos con otra estrategia frecuentemente empleada por Capablanca: desplazar las piezas bien colocadas del oponente. 23.g3 Cxe4 24.Axe4 Txe4 25.gxf4 c6 26.Ce3 Da5 27.c4 Dxd2 28.Txd2 gxf4 29.Cg4 Ag6 30.Ra1 Tae8 31.a3 Te1+ 32.Txe1 Txe1+ 33.Ra2 Af7 34.Rb3 d5 35.Axf4 ¡Demasiado tarde! 35...dxc4+ 36.Rb4 c3 37.bxc3 Te4+ 38.c4 Txc4+ 39.Ra5 Txf4 40.Td8+ Rh7 41.Td7 Ae6 Se rinde el blanco. 0-1.

 

Capablanca - Bogoljubov [C91]Londres, 1922

 

1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ab5 a6 4.Aa4 Cf6 5.0-0 Ae7 6.Te1 b5 7.Ab3 d6 8.c3 0-0 9.d4 exd4 10.cxd4 Ag4 11.Ae3 Ca5 12.Ac2 Cc4 13.Ac1 c5 14.b3 Ca5 15.Ab2 Cc6 16.d5 Cb4 17.Cbd2 Cxc2 18.Dxc2 Te8 19.Dd3 h6 20.Cf1 Cd7 La posición no se ve prometedora para el blanco. Al bloquear el centro Capablanca ahora usa su bien conocido método de cortar al alfil, compensando con ello los defectos de su posición. 21.h3! Ah5? El negro debió tomar en f3 y luego colocar su otro alfil en f6 para cambiar el alfil de b2. 22.C3d2 Af6 23.Axf6 Dxf6 24.a4 c4 25.bxc4 Cc5 26.De3 bxa4 27.f4 De7 28.g4 Ag6 29.f5 Ah7 Una situación muy complicada. El alfil negro está tapado, pero por otro lado el negro tiene un peón pasado en a4 proteguido por el caballo. El blanco debía jugar por simplificaciones para hacer que su pieza "extra" pese más. 30.Cg3 De5 31.Rg2 Tab8 32.Tab1 f6 33.Cf3 Tb2+ 34.Txb2 Dxb2+ 35.Te2 Db3

 

 

Capablanca comenta:

"Esta es una posición difícil de juzgar. La formación de peones es mala, tanto para las blancas como para las negras, pero estas últimas tienen un peón a4 pasado y adelantado que amenaza coronar. La Dama, la Torre y el Caballo de las negras están emplazadas ofensivamente y tienen más libertad que las piezas blancas. El blanco, por su parte, tiene todas sus piezas colocadas a la defensiva y tanto su peón e4 como su peón c4 están sometidos a ataques. El único modo de defenderlos sería jugar Cd2, pero entonces el negro respondería con Db4 y el peón a4 de las negras estaría libre para avanzar. Según estos cálculos, todo está a favor de las negras, y si no hubiera ninguna consideración importante, todo estaría terminado para las blancas. Sin embargo, hay un detalle muy importante a favor de las blancas y ése es la posición del Alfil de las negras en h7. Ese Alfil no solo está completamente separado de la acción del juego sino que, lo que es peor, no tiene modo de entrar en el juego. El blanco, por lo tanto, está jugando como si tuviera una pieza más. Según esta suposición, el blanco debe tomar la iniciativa, si esto le es posible, para procurar que su fuerza extra haga inclinar la balanza a su favor. En realidad la partida continuó:" 36.Cd4 Dxe3 [Las negras no podían jugar 36...Dxc4 a causa de 37.Tc2 seguida de Ce6, dejándolas en una posición desesperada.] 37.Txe3 Tb8 38.Tc3 Rf7 39.Rf3 Tb2 40.Cge2 Capablanca anota "No puede haber ninguna duda ahora en cuanto a qué bando tiene la mejor partida. El Alfil de las negras está fuera de juego todavía, mientras que los caballos blancos se van uniendo en preparación del asalto final. En la partida real las negras resignaron en su jugada 52 ". 40...Ag8 41.Ce6 Cb3 42.c5 dxc5 43.Cxc5 Cd2+ 44.Rf2 Re7 45.Re1 Cb1 46.Td3 a3 47.d6+ Rd8 48.Cd4 Tb6 49.Cde6+ Axe6 50.fxe6 Tb8 51.e7+ Re8 52.Cxa6 Se rinde el negro. 1-0. Capablanca concluye. "Este ejemplo muestra lo valioso que es el conocimiento de los principios fundamentales del ajedrez, y lo bien que se premia su aplicación". 1-0

 

 

 

 

CapablancaLilienthal; Moscu, 1936

 

 

A pesar del juego pasivo del negro, su posición es muy sólida. De ahí que el blanco lleve a cabo un plan interesante. Traspone dentro de un final que le promete alguna ventaja debido a que el alfil en h7 está mal colocado. 21.Ce5 Axe5 22.Axe5 Cxe5 23.Dxe5 Cd7 24.Db2 Cf6? 25.b4 axb4 26.Dxb4! Dxb4 27.axb4 Ta8 28.Ta1 El blanco previó esta posición en su jugada 21. El final es bueno para el blanco debido a que él tiene un puesto avanzado en a5 que le permite doblar torres en la columna "a". Además la cadena de peones b7-c6-d5 está bajo presión del alfil g2, mientras que el alfil de h7 está completamente fuera de juego. 28...Cd7 29.Cb3 Rf8 30.Ta5! dxc4? 31.dxc4 Cb6 32.Txa8! Txa8 33.Ca5! Ta7 34.Td1 Re8 35.Cxb7! Txb7 36.Axc6+ Td7 37.c5 Re7 38.Axd7 Cxd7 39.c6 Cb6 40.c7 Af5 Demasiado tarde. 41.Td8 e5 42.Tb8 Cc8 43.b5 Rd6 44.b6 Ce7 45.Tf8 Ac8 46.Txf7 Cd5 47.Txg7 Cxb6 48.Th7 Cd5 49.Txh6+ Rxc7 50.e4 Ce7 51.f3 Rd7 52.h4 Re8 53.Tf6 Cg8 54.Tc6 se rinde el negro. 1-0

Otros grandes jugadores del pasado frecuentemente llevaron a cabo semejante idea en sus partidas. Por ejemplo, Chigorin a menudo concedía a sus oponentes la ventaja de la pareja de alfiles y luego hábilmente limitaba su radio de acción por medio de cadenas de peones.

Un ejemplo es el siguiente:

 

LaskerChigorin; Hastings, 1895

 

 

Chigorin ganó con 53...Cd3+! 54.Axd3 [54.Rf1 Ccb4!] 54...cxd3 55.Txd3 Tag1 56.Tf5+ Re8 57.Ag5 T6xg5 Se rinde el blanco. 0-1.

 

 

 

IM Raul Ocampo Vargas

México, a 15 de Junio del 2007

 

© INFORCHESS - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS