Apuntes Bibliográficos para Inforchess.

 

 

Por MI Raúl Ocampo Vargas.

 

Tabloides “Ajedrez para Todos”.

 

 

En tabloides, o sea como se imprimen los diarios, los periódicos, durante la existencia de la Unión Soviética se imprimieron muchas publicaciones de ajedrez. Las mas notables eran los boletines del Club Central de la URSS, verdaderos tesoros de información en tabloide; y la revista “64”, en su primera época, de 1969 a 1980. Por cierto que recientemente recibí la noticia del fallecimiento de su editor por muchos años, entre 1972 y 2007, Alexander Roshal, quién fue figura de gran  importancia en el desarrollo del ajedrez en la URSS y luego en Rusia y a quien muchos grandes maestros le deben prácticamente su carrera y acceso al circuito internacional de ajedrez.

El caso es que publicar ajedrez en tabloides no es nuevo. Incluso en los Estados Unidos surgió una exitosa, por un tiempo al menos, revista llamada “The Player Chess News”. Nunca me quedó claro si esto derivó en “Inside Chess” para luego desaparecer, y unirse a la enorme cantidad de publicaciones que han desaparecido aquí en la larga historia de publicaciones de ajedrez en los Estados Unidos. Desgraciadamente el tipo de papel que utilizan los tabloides, en México le llamamos papel revolución o papel periódico, no es duradero y requiere cuidado para que no se deterioren terriblemente. En el caso de “64”, mis colecciones las encuaderne lo más rápido posible y así se conservaron mucho tiempo. Tenía una colección completa de la era soviética, de 1969 a 1990. Ya para 1981 ya no estaba en tabloide, sino de la manera usual de las revistas. En 2000 ya era a colores e impresa de manera similar a las revistas de Europa occidental.

 

Todo lo anterior lo comento para presentar una serie de publicaciones en tabloide que el gobierno de Cuba realiza con la denominación de “Universidad para todos”. Son como libros de texto en forma de tabloide, con un extenso material en cada número que, a un costo de dos pesos cubanos (menos de diez centavos de dólar), se venden en estanquillos por la calle, o sea como se venden los periódicos en Cuba.

El material de esos tabloides va desde los cursos de Derecho e Ingeniería, Medicina o Economía, hasta el ajedrez.

En el caso del Ajedrez, el título es de “Ajedrez para todos”.

Hasta la fecha conozco tres tabloides diferentes, cada uno de 32 páginas a tamaño doble carta, o sea un “tabloide”. 64 páginas tamaño carta. Pero usando un tipo de letra pequeño es enorme la cantidad de información que cabe.

En particular me gustó el tercero que se titula “Curso práctico, Ejercicios”. Publicado por la Casa Editora Abril de Cuba, en la presentación dice que: “en el trabajo de coordinación y selección de los ejemplos presentados para ejercitar el cálculo de variantes, así como en la organización temática de los mismos y en la preparación integral del material que ofrecemos participaron miembros del colectivo de profesores del Instituto Superior Latinoamericano de Ajedrez (ISLA), y representantes del más alto nivel de ajedrez magistral cubano, integrado por:

 

Autor principal: MF Armando López Jiménez; autores: MF Danilo Buela Valdespino, MN Oscar Cuesta Torres, Profesor Ramón Hernández Sarné, GM Silvino García Martínez, GM Román Hernández Onna, GM Reinaldo Vera González-Quevedo, GM Jesús Nogueiras Santiago, GM Walter Arencibia Rodríguez, GM Lernier Domínguez Pérez, GM Lázaro Bruzón Batista, GM Vivian Ramón Pita, MI José Luis Vilela, AI Serafín Chuit Pérez, MN Iván Gonzálesz González. La edición es de Lilian Sabina Roque y el diseño de Enrique Hernández Gómez.

El tabloide es acompañante para las clases de ajedrez por televisión y según su presentación: “El presente tabloide, el tercero, de Ajedrez para Todos contiene un conjunto de elementos, circunstancias y nociones, así como una metodología particularmente elaborada para acercarnos a la práctica concreta del ajedrez y contribuir a encontrar nuestro propio camino en la búsqueda y alcance de soluciones que suelen ser tan pródigas en este combate”.

 

El contenido del tabloide es el siguiente. Un artículo por Capablanca con el tema de Evaluación de la posición en el Medio Juego. (Este artículo es fragmento del libro ¿Cómo jugar ajedrez? de José Raúl Capablanca al que se le agregaron las partidas completas. El libro ¿Cómo Jugar ajedrez? fue la edición cubana de “Primer of Chess” con material adicional de artículos publicados por Capablanca en diversos medios.).

Luego contiene 186 ejercicios de combinación en el capítulo Temas tácticos, y luego en el de Motivos Combinativos otros 151, en el de Diferentes temas unos 37. Hay que apuntar que la mayoría de ejercicios están tomados de la práctica magistral de jugadores cubanos, fuente abundante y de calidad, gracias a la numerosa cantidad de grandes maestros y maestros internacionales surgidos de la Escuela Cubana. Además de los éxitos de Bruzón y Lernier Domínguez, entre los que radican en el archipiélago de Cuba, ahora el GM Becerra, radicado en los Estados Unidos, cosecha triunfos que muestran la calidad de la escuela cubana. Recientemente Becerra derrotó aquí en excelente partida a la mayor esperanza juvenil de los Estados Unidos y excampeón, el GM Nakamura en la última ronda del Campeonato Nacional de los Estados Unidos y logró colocarse para pasar al siguiente escalón hacia el campeonato mundial.

Para terminar, el tabloide presenta el Programa del Curso Práctico de Ajedrez, con la descripción de contenido y objetivos de las 60 lecciones del curso.

Se supone que el material de los contenidos se ve en las clases por televisión y en los tabloides el apoyo escrito de ellos.

Un sistema ambiciosamente creado para instruir a decenas de miles de personas. La cantidad de horas de clases de ajedrez transmitidas en televisión, proporcionalmente tomando en cuenta la cantidad de horas que la televisión cubana general trasmite, es mucho mayor que la usual en la televisión de la Unión Soviética. Y aunque tal vez la calidad no sea la óptima, este movimiento de enseñanza de ajedrez no creo que tenga paralelo en el mundo, si bien en China también se está realizando algo similar.

Viendo los tabloides, realmente dan deseos de que alguien los publique, ya sea en libro o en tabloide, en países de habla hispana para que esté al alcance de los jugadores de nuestra América; pues este material es difícil de conseguir fuera de Cuba y aún allá hay que estar “fildeandolos”, por la mucha demanda que tienen en la isla. Se habla de que en Venezuela se hará una edición similar, pero seguramente, con los programas masivos de ajedrez que hay allá, también no bastarán para surtir a otros países. Pero el modelo y la muestra están ahí y algunos estamos tomando nota para convencer en nuestros lugares para que se haga algo similar. Pero a veces sentimos que vivimos en un páramo, donde a nadie le interesa por hacer algo verdaderamente trascendental en ajedrez pero en cambio si tratan de desanimar a cualquiera que intente sacar del marasmo a organizaciones autocomplacientes. Pronto tendremos un mundial y torneos en el “Gran Slam”, pero promover el ajedrez para que en México haya poco más de unas centenas de ajedrecistas, ¿para qué? Si así estamos bien y el dinero de papá gobierno se lo reparten entre unos cuantos y siempre habrá un mecenas que torear para hacer rayas en el agua. Siempre habrá garbanzos de a libra, jugadores que destacan a cierto nivel, como Torre, Sisniega, Gilberto, para que parezca que hay ajedrez. Pero si usted busca donde jugar, verá que en un país de 100 millones de habitantes, hay un puñado de clubes y hay que viajar continuamente para jugar torneos.

En México el ajedrez es como el tango “Cambalache”.

Interés por aprender ajedrez hay. Cientos de correos preguntaron si podía yo conseguirles ejemplares de los libros cubanos de “Ajedrez Integral”, pero aunque esos libros se pueden conseguir en Cuba por seis dólares, fuera es casi imposible. Sólo que le entráramos a la “Xeroxcultura” o a la “PDF piratería”. Por lo pronto, adjunto un archivo con ejemplos de lo que el tercer tabloide de Ajedrez para Todos.

 

 

IM Raul Ocampo Vargas

México, a 4 de Junio del 2007