INFORCHESS - Informática aplicada al Ajedrez

 

Elista 2006, ¿el fin del cisma o el cisma final?

 

Trece años para lograr una reunificación del título mundial de Ajedrez y sólo 4 partidas para poner en peligro el match que todo el mundo del Juego Ciencia desea. Como si fuera una burla al esfuerzo de la FIDE, a los patrocinadores, a los jugadores y  aficionados todos,  que desean principalmente que el ganador sea el Ajedrez. Es el momento para estar parcializado con el Título Mundial, más que por un jugador en sí, sea el GM búlgaro Veselin Topalov o el GM rusoVladimir Kramnik.

 

Estoy seguro que así piensan los dirigentes de la FIDE, los señores Árbitros del evento y  los miembros del Comité de Apelaciones. Todos comprenden que en estos momentos la imagen y el futuro del Ajedrez está por encima, aún del Campeón Mundial.

 

Hay una realidad: por una parte existe una preocupación mundialmente generalizada  ante la apreciación de que se desea incidentar el match de Elista y por otra, la conclusión mayoritaria que reclama que el match se defina en el tablero y no en Cartas abiertas, reclamaciones, Parasicologías, consideraciones legales y videos.

 

Sin entrar detenidamente en los detalles objetivos y elementos de juicio que engendraron las protestas del equipo de Topalov, personalmente entiendo que las mismas son para incidentar un encuentro que no le es favorable y de paso alterar psicológicamente  Kramnik con el fin de variar el curso del match. Las reiteradas visitas del ruso a la sala de descanso y al baño fueron las excusas perfectas.

 

Sin embargo, es evidente que esas sospechosas visitas en nada ayudaron a Kramnik en las dos primeras partidas, ya que en una, apenas podía aceptar la repetición de jugadas y con ello las tablas, y en la otra pues, perdía matemáticamente en tres jugadas.  Sólo el mal juego de Topalov permitió que Vladimir saliera con dos puntos arriba cuando en realidad debió ser con media unidad. En todo caso las reiteradas visitas del ruso al baño favorecieron a Topalov.

 

Motivación para incidentar el encuentro: Topalov ha comenzado jugando mal, tiene dos puntos abajo después de 4 partidas y las posibilidades de perder el match pactado para 12  son grandes, atendiendo además, que Kramnik siempre ha sido un hueso muy duro de roer por el búlgaro -el score particular favorece históricamente al ruso con +4-. Hay que evitar la derrota aún poniendo en riesgo la culminación del match.

 

Por eso se entiende que el Sr. Silvio Danailov, agente de Topalov, se vea muy sonriente y contento tras el triunfo por no presentación de su pupilo en la quinta partida. Varias fotos atestiguan tal afirmación. El incidente inicial aparentemente les fue favorable, si es que los organizadores acceden a ponerle un cero a Kramnik por no presentarse en la quinta partida.

 

Asimismo resulta ridículo y alejado de toda ética deportiva y ajedrecística  el planteamiento del Sr. Danailov de que Topalov no estreche la mano de su rival al comenzar cada partida. ¿Acaso eso no es una jugada psicológica para afectar a Kramnik?.

 

Tal vez el equipo de Topalov no ha evaluado racionalmente la importancia de un match que pudiera corregir un cisma de trece años con un Ajedrez dividido y por ende debilitado ante las perspectivas de mayor reconocimiento por el Comité Olímpico Internacional, nuevos patrocinadores, ante la prensa y la opinión pública mundial. Incluso se habla de la posible candidatura del Presidente de la FIDE a la Presidencia del Comité Olímpico Internacional.

 

Una posible solución a la situación creada debe ser recomenzar el match a partir de la quinta partida con el score 3-1 favorable a Kramnik, y se ajusten todos los detalles logísticos para que la asistencia de cada uno de los jugadores al baño no sea interpretada como sospechosa.  Se impone que se tomen medidas prácticas y ejecutivas, que permitan que ambos jugadores estén conformen con reanudar el match y no surjan nuevos incidentes.

 

Si no obstante las nuevas medidas que de seguro tomarán los organizadores para favorecer el desarrollo exitoso del encuentro, alguno de los equipos no las aceptan y de hecho se retiran, pues el Mundo del Ajedrez se convertirá en el Juez capaz de castigar indefinidamente la inmoralidad cometida en contra del Juego Ciencia.

 

El momento exige que la irresponsabilidad por incidentar este match sea sancionada en bien del prestigio y la seriedad del Noble Juego. La FIDE y los organizadores del encuentro no pueden permitir que el mismo se convierta en un fracaso y se eche por la borda una oportunidad de trece años.

 

El Presidente de la FIDE, Sr. Kirsan Ilyumzhinov, haciéndose eco de los millones de admiradores de todo el planeta le dice a los dos contendientes: ¡Jugáis para el mundo entero de Ajedrez!

 

Si no, todo se derrumbaría.

 

Nelson Pinal Borges, MI

Santo Domingo, 30/09/06