Muere una Leyenda del Ajedrez

 

Muere una Leyenda del Ajedrez Svetozar Gligoric nació en Belgrado el 2 de febrero de 1923, fue un reconocido gran maestro yugoslavo. En las décadas de 1950 y 1960 fue uno de los jugadores más fuertes del mundo, destacando también como teórico, comentarista, pedagogo y difusor de este juego. El pasado 14 de agosto a la edad de 89 años de edad falleció víctima de un ataque cerebral.

La Federación serbia de Ajedrez confirmó la muerte del 12 veces campeón de la antigua Yugoslavia, quien además ganó la medalla de oro en la Olimpiada Mundial de Munich-1958. Gligoric también fue conocido por libros como "El juego del siglo", sobre el match entre Boris Spassky y Bobby Fischer, dos íconos del ajedrez a los cuales derrotó el serbio. Muchos jugadores de diferentes generaciones aprendieron de sus comentarios didácticos en diferentes revistas. Se ha ido un verdadero difusor del ajedrez, una leyenda del ajedrez.

 

(123) Gligoric,Svetozar - Bidev,Pavle [C92]
YUG-ch Belgrade YUG, 1946
[GM Svetozar Gligoric]

 

 

1.e4 El área de la influencia del blanco es mostrada en verde, y es diferente de la de la primera partida. Incluso desde la primera jugada se determina el carácter del curso futuro de la partida.

1...e5
La réplica clásica. El negro pone un "signo de alto" en frente de las piezas enemigas en la línea marcada en rojo y trata de mantener una área de espacio equivalente bajo su control. No será fácil, ya que las siguientes jugadas blancas pondrán presión sobre la casilla clave e5 del negro con las piezas blancas. La principal tarea posicional del negro será reforzar este punto clave central como un obstáculo al progreso posterior blanco.

2.Cf3
El caballo entra en acción y ataca el peón negro más importante.

2...Cc6
Desarrolla una pieza y defiende al peón al mismo tiempo.

3.Ab5
La manera más efectiva de luchar por superioridad en el centro. Esta jugada de desarrollo, la cual ataca la pieza que defiende al peón negro "e", define a la Apertura Ruy López.

3...a6
Esta jugada es posible a causa de que el peón "e" blanco está aún indefenso. El blanco ha jugado un desarrollo armónico de alfil y caballo, atacando el peón "e5".

4.Aa4
Diagrama

El blanco no cree aún que jugando 4.Axc6, creando una más favorable formación de peones, vale el dar la ventaja de la pareja de alfiles. Para ver porque, coloque un alfil y un caballo en el centro de un tablero de ajedrez vació. Desde ahí el caballo ataca ocho casillas, pero el alfil trece. En la práctica, sin embargo, las dos piezas son iguales en fuerza: si la posición está cerrada, con peones bloqueando las diagonales, el caballo puede ser superior a un alfil obstruido por los peones. Pero la fuerza combinada de las piezas trabajando juntas puede alterar sus valores relativos normales. Es una rara excepción cuando dos alfiles juntos no son superiores a dos caballos, ya que los alfiles cooperativamente cubren tanto las casillas blancas como las negras a larga distancia y nada puede escapar a su larga mirada.

Este es el porque el blanco desea preservar sus dos alfiles, especialmente cuando el negro aún los tiene. Hemos visto que, a pesar de que las piezas tienen ciertos valores conocidos relativos unos a otros, el valor actual de una pieza en un momento dado en una partida puede hasta cierto punto ser determinado por las características de la posición. Se dice, por ejemplo, que la dama es más o menos igual a dos torres en fuerza. Sin embargo, la dama puede ser capaz de combatir dos poderosas torres mucho mejor si cada bando también tiene una pieza menor (un caballo o un alfil) ya que la dama necesita un ayudante , aunque sea un peón, para producir amenazas de mate alrededor del rey oponente (lo cual, es por supuesto, el objeto de la partida, uno mucho más importante, ultimadamente, que la mera captura de material).

Este es un ejemplo de como la efectividad de las piezas puede ser incrementada por medio de coordinar sus actividades. [La continuación 4.Axc6 dxc6 5.Cxe5 (Pero jugable es 5.0-0 creando una amenaza real para el peón "e" negro y esperando por una ventaja en el final a causa de la efectiva mayoría de peones blancos en el Flanco Rey tras un eventual d4.) 5...Dd4 seguido por 6...De4+ no es peligrosa para el blanco.]

4...Cf6
Esta jugada es efectuada por las mismas razones que la segunda jugada del blanco. [El negro no desea perseguir al alfil blanco y mandarlo a una mejor diagonal prematuramente con 4...b5 5.Ab3 Donde el alfil controlaría la casilla central d5 y atacar la bien conocida debilidad del negro, el peón "f" tan pronto en la partida. Además, 4/\b5 es otra jugada de peón y no hace nada para avanzar el desarrollo negro. Si un alfil en b3 esta en mejor diagonal cuando situado en b5, uno puede preguntarse porque la Ruy López es considerada una mejor apertura que la Guioco Piano, en la cual el blanco coloca su alfil de rey en esa mejor diagonal. Para responder a esta cuestión, sugerimos ver la partida anexa 1. ]

5.0-0 Ae7
La jugada da alguna necesaria protección al rey y prepara el enroque. [Tras 5...Cxe4 6.d4 El blanco recapturará el peón con mejor juego. (6.Te1 aunque jugable, ofrece menos) ]

6.Te1 b5
Esta jugada es ahora recomendable, ya que el negro estaba en peligro de perder un peón, ya que el peón "e" blanco esta ahora protegido. [6...0-0? 7.Axc6 dxc6 8.Cxe5! ]

7.Ab3
Diagrama

Esta es la mejor diagonal para el alfil blanco, ya que controla el centro y ataca en "f7". Pero entonces, cabe preguntarse por qué no jugar un Giuoco Piano, con 3.Ac4 directamente. Hay que decir que el alfil en c4 está expuesto y el negro tiene ...d5. En la Ruy López el alfil no está expuesto y el negro no se libera tan fácilmente. A pesar de la explicación tras la cuarta jugada del negro, el estudiante puede aún tener algunas dudas sobre el procedimiento del blanco, el cual ha permitido al negro ganar espacio sobre el flanco dama "gratis": las dos jugadas de peones de negro en el flanco dama no eran un gasto de tiempo ya que el alfil blanco tuvo que mover el mismo número de veces. Bueno, primero que todo, las condiciones en el centro del tablero cuentan más en la apertura: lo que sucede lejos del centro cuenta menos.

Segundo, cualquier peón avanzado, a pesar de que controla más espacio adelante, esta expuesto y es por ello una debilidad potencial a ser atacada, dando al enemigo una oportunidad de abrir una columna para su propio uso. Por ejemplo, con el peón negro en e5, el blanco puede jugar d4 o f4; y con el peón blanco en e4 el negro sería feliz de atacarlo de la misma manera si pudiera. Pero el ajedrez es un juego basado en la razón y la lógica; no permite tales radicales jugadas sin suficiente preparación, y preparación toma tiempo y hace la lucha más compleja. De la misma manera, el peón negro "b" aquí se ha vuelto un objetivo para un eventual a4 para las blancas.

El blanco ha obtenido la opción de abrir la columna "a" cuando le sea favorable, y el negro tiene la preocupación adicional de proteger su expuesto peón "b" (la protección por el peón "c" esta temporalmente bloqueada por el caballo dama negro) Cierto, el negro ha liberado la casilla de desarrollo b7 para su alfil, pero no esta claro que este alfil esté colocado mejor ahí que en su diagonal original, donde puede defender f5 (el agujero creado por el negro en la primera jugada!) de la ocupación de un caballo blanco, o quizás apoyar el peón b5 desde d7.

7...0-0 8.c3
Las piezas no tendrán buenos prospectos de ataque sin un centro fuerte. De ahí que sea más efectivo preparar d4 que desarrollar al caballo dama de una vez a c3.

8...d6 9.h3
Otra útil "pérdida de tiempo", esta jugada es realizada para preparar d4. Esta es una excepción a la regla del desarrollo, y a la regla de no mover los peones del enroque, así como a la de no mover peones en la apertura. [Tras una inmediata 9.d4 Ag4 (la jugada preparada con 8...d6) la clavada sobre el caballo blanco sería incómoda y el peón "d" blanco estaría bajo presión incrementándose.]

9...Ab7
[Más frecuentemente jugadas de continuación son la clásica 9...Ca5 ; o 9...Cb8 y 10....Cbd7 para conectar los peones del flanco dama,; o 9...h6 y 10...Te8 para fortalecer el bastión e5.; 9...Te8? 10.Cg5 ]

10.d3
Diagrama

Esta jugada es intentada para restringir la actividad del alfil dama negro manteniendo su diagonal cerrada. La idea es limitar la acción del Ab7, así como preparar el ataque en el flanco del rey. [Pero más enérgica y fuerte es 10.d4 no gastando más tiempo en iniciar la acción vital en el centro.]

10...Cd7 11.Cbd2 Cc5 12.Ac2
Las piezas que se sitúan detrás de los peones no son piezas muertas, ya que están irradiando poder. Una muy buena recomendación por Philidor (1726-1795) era colocar las piezas detrás de los peones, los cuales para él representaban el "alma" del ajedrez. (El gran descubrimiento de Philidor era que la colocación de los peones tenían una influencia fundamental en el carácter de la partida.) Aunque sus piezas han sido empujadas hacia atrás, la posición blanca es más flexible y mejor.

El estudiante debe entender que las piezas no están nada muertas cuando están colocadas detrás de los peones, a pesar de que se ven como limitadas en su alcance. Ellas continúan irradiando poder y pueden contribuir significantemente a la fuerza de los peones avanzados. Por ejemplo, aquí el blanco esta mejor preparado a atacar el centro con d4; en tanto hay piezas blancas para ocupar las casillas d5 y f5, las cuales están controladas por el peón blanco "e", hay una gran energía potencial acumulada en el alfil rey blanco y en la torre rey.

Si las piezas blancas colocadas en d5 o f5 pueden ser capturadas por el negro, será a costa de incrementar el poder del alfil blanco y la torre. Por la misma razón, el negro no puede atacar con /\.d5 sin tomar el riesgo de liberar la energía de las piezas blancas. Una buena ilustración de lo que significa la radiación del poder de las piezas es la partida 16 del Campeonato Mundial entre Fischer y Spassky en Reykjavik 1972 (partida anexa 2), y la partida Suetin-Gligoric; La Habana 1969 (partida anexa 3).

12...d5?
El negro tiene la intención de liberarse, pero esta jugada es mala ya que está utilizando muchos tiempos y no defiende bien a su rey. Esta jugada prematura causará la derrota del negro debido a que él a desperdiciado tiempo. Contemos los tempos: para hacer su rompimiento en el centro el negro ha gastado dos jugadas con su maniobra de caballo, removiendo esta pieza de la defensa del Flanco rey, y otro tiempo en jugar este peón a d5 en dos jugadas en lugar de una. Incluso si el blanco pagara la deuda en tempos jugando su propio peón "d" dos veces, su caballo dama entraría a la lucha con una ganancia de tiempo y eso daría a nuestra ecuación un plus a favor del blanco. [Más segura era 12...Af6 para fortalecer el apoyo negro sobre el centro.]

13.exd5 Dxd5 14.Cf1 Tad8 15.Ce3
Ya podemos ver las desventajas de la jugada 12 del negro. Después de esta jugada, la iniciativa del blanco es rápidamente convertida en un centellante ataque contra el rey negro.

15...Dd7 16.d4!
Diagrama

El lector recomendará nuestra anterior discusión de la radiación del poder de las piezas blancas detrás de sus peones. Repentinamente estas piezas entran poderosamente en juego en el ataque sobre el rey enemigo, un resultado de la prematura jugada 12 del negro.

16...exd4
[Debido a que 16...e4? pierde un peón tras 17.Cd2 ]

17.cxd4 Dc8
[El peón era tabú: 17...Cxd4 18.Cxd4 Dxd4 19.Dxd4 Txd4 20.Cf5 y el blanco gana material.]

18.Ad2!
[Ya que 18.Axh7+ Rxh7 19.Dc2+ g6 20.dxc5 es refutada por 20...Cb4 cuando el negro tiene algún contrajuego por el peón.]

18...Ca4
Es una triste necesidad que ambos caballos negros se tengan que alejar de la defensa del Flanco Rey. [18...Cxd4? 19.Cxd4 Txd4 no es jugable a causa de 20.Cf5 ]

19.d5 Cb8
La posición de los caballos negros es lamentable. El blanco emprende el ataque decisivo al rey negro.

20.Cf5 Af6 21.Cg5 g6
[21...Txd5 pierde tras 22.Dh5 h6 23.Ch7! Dd8 24.Cxh6+ gxh6 25.Dxh6 ]

22.Cxh7!
Diagrama

El blanco comienza a desnudar al abandonado rey negro de su cubierta de peones

22...Rxh7 23.Ce7
quitando al caballo del camino del alfil rey blanco

23...Axe7 24.Dh5+ Rg8
[24...Rg7 25.Dh6+ sería la misma cosa.]

25.Axg6 fxg6 26.Dxg6+ Rh8 27.Txe7
1-0. El negro no puede evitar el mate. 1-0