INFORCHESS: La Cátedra de Vishy Anand
Columnistas Inforchess (Inforchess Team)
 
Tienda Inforchess
Ediciones Inforchess
Material de Ajedrez
Ajedrez/Juegos de jardín
Libros de Ajedrez

Indice de Autores
Libros sobre Aperturas
Aperturas Abiertas
Aperturas Semiabiertas
Aperturas Cerradas

Ediciones rusas en español
Editorial Paidotribo
Editorial Fundamentos
Editorial Everyman Chess
Editorial Casa del Ajedrez
Editorial Chessy
Editorial Gambit
Editorial Batsford/Chrysalis
Editorial Tutor
Editorial UNED
Editorial Eseuve
Editorial Chess Stars
Editorial Informator
Editorial Limitadas Catalán

Editoriales varias
Colecc.Ajedrez para Todos


Rebel - Gandalf - Tiger
Productos Chess Assistant
Productos Chess Academy
Productos ChessBase
Productos New in Chess
Productos Chess Informant
PDA's (Asistentes Digitales Personales)
Schredder 9 versión UCI
Software de Ajedrez para PDA's
Computadoras Novag
Chess Master
DGT Projects
Reloj Digital CV
Reloj Digital Excalibur

EMAIL ESPAÑA
 

Sistema Pereyra - Londres
Aperturas Modernas de Peón Dama: 1.d4, 2.Cf3, 3.Af4

Sistema Pereyra - Londres

Jorge Luis FernándezTeoría del Medio Juego
El centro cerrado. Primera Parte
Por Jorge Luis Fernández

En el presente articulo realizamos un avance de este interesante tema de medio juego que será tratado con profundidad en nuestra próxima edición digital Inforchess Magazine.


Antes de entrar de lleno en el tema que nos ocupa sería prudente aclarar algunos conceptos. El tema del centro fue tocado por Philidor y un poco más extensamente por Emanuel Lásker en varios pasajes del Manual: "Hay jugadas de peones que son eficaces; por ejemplo, las que sirven para apoderarse de puntos importantes en el centro del tablero…".

Pero fue Aarón Nimzowitch el primero en intentar una teorización exegética sobre el problema del centro y como un factor estratégico importante en la planificación del medio juego. Para ello dedica gran parte de su libro Mi Sistema en establecer dos conceptos claves -fundamentales- en relación concreta con el centro: bloqueo de los peones y la profilaxis de sobreprotección de los puntos débiles. Para los clásicos, antes de Capablanca el centro era un lugar que había que ocupar con las piezas y peones, asegurando una ventaja espacial y de movilidad que se explica fácilmente comparando las casillas que dominan las piezas desde el centro o los bordes del tablero (y también algo después: Quienquiera que desee emplear sus piezas, si es necesario, en ambos flancos debe estar muy fuerte en el centro. Deberá tener a su disposición las casillas centrales, para colocar sus piezas allí. M. Euwe).

Escribió Capablanca: "El dominio del centro es de gran importancia, ningún ataque violento puede cristalizar si no se domina el centro". Esto es esencialmente correcto sobre todo en las resultantes de las aperturas de peón rey abiertas y semiabiertas, en donde el tiempo es un factor dinámico relacionado con la velocidad y violencia del ataque. Digo esencialmente porque si el rival no puede golpear en el centro cuando se ataque su rey es probable que pierda; sería dado suponer que lo preciso es la ausencia de posibilidades rivales de contragolpear en ese sector.

En los procesos de desarrollo más lentos como los que se produce en otros planteos, la importancia del centro tiene un directa relación, o más íntima al menos, con la ventaja espacial duradera, con la posibilidad de restricción del espacio rival; entiéndase por espacio la cantidad de casillas que dominan las piezas de un bando, el alcance de nuestro ejército que establece una posibilidad de cambio sobre el enemigo ya sea en defensa como agresiva. El objetivo puede ser común muchas veces, es decir, el pasaje de piezas al ataque, pero la forma es en donde difiere: en las estructuras abiertas la velocidad es esencial, en las estructuras cerradas la acumulación de material sobre un sector del frente es más lenta porque requiere dominar el contrajuego rival y suele suceder que no siempre el plan arremete al rey rival, siendo más importante conseguir una casilla o una columna. Las maniobras, entendidas como movimientos de piezas orientados a un fin determinado, o bien, como el simple traslado de piezas con un fin estratégico, tienen orientaciones diferentes: en las posiciones abiertas el objetivo directo es el rey contrario o la ganancia de material decisiva; esto fue referido en cierto modo por Kotov cuando habla sobre los tipos de partidas que hacen crisis tempranas y entran luego en una fase lineal de cristalización de la ventaja obtenida.

En las estructuras más cerradas el juego corre por senderos mucho más tranquilos hasta que concentradas las fuerzas sobre determinadas debilidades se produce la crisis. El concepto de debilidad está entendido como un factor que perjudica al bando que lo posee y no tiene que ver con casilla débil; específicamente, casilla débil es una casilla no custodiada por peones, donde si coloca una pieza nuestro rival no podemos tomarla o cambiarla; esta facultad de cambio es inversamente proporcional a la pieza que custodia la casilla, por ello el rey es mal guarda y el alfil o caballo son mejores -y es también la definición del término, muy usado y poco explicado, "dominar"-. La debilidad en sí es entendida como un factor que determina un desequilibrio negativo para su bando; así, una pieza mal ubicada, un peón retrasado en una columna abierta, un rey expuesto en el centro, son debilidades, podríamos decir, genéricas.

Las estructuras poligénicas derivadas de procedimientos dispositivos de peones y piezas en las primeras jugadas, encuentran en los centros cerrados un campo más limitado en la faz estratégica. Persits sostiene "la importancia fundamental del centro" y denomina al centro cerrado como centro inmóvil; acusa que esta inmovilidad permite y facilita el planteamiento del juego y facilita el uso de procedimientos típicos. La explicación es relativamente sencilla; la ventaja espacial es mucho más estática que lo usual, las figuras no encuentran buenos puntos de apoyo en las casillas centrales y todo se reduce a luchar en los flancos, especialmente sobre dos rupturas: b4 del blanco y f5 del negro. Tal como advierte Persists, "todo centro inmóvil permite a los contendientes a realizar una ofensiva audaz en uno u otro flanco", lo cual conduce a las rupturas antes mencionadas como medios de generar vías de ataque en la posición contraria.

El tema del centro cerrado presenta aristas que simplifican algunos conceptos y reducen los márgenes de conflictividad, o mejor dicho, también reducen las variables estratégicas a seguir. En determinadas posiciones el blanco debe andar con cuidado antes de abrir: Moiseenko,A - Baklan,V 0-1 tomó en e6 y quedó mal parado.

El negro, al tener menos espacio debe procurar una ruptura en f5-e4 o bien crear el espacio para atacar en el ala rey. Si el rey blanco permanece en el centro este ataque será infructuoso o menos importante. El cerrar el centro importa que ambos reyes no tengan tanto peligro de permanecer en él (Si el centro está cerrado los contendientes tiene menos probabilidades de llegar a los reyes si éstos se encuentran sin enrocar, sugiere Persits).

Continuaremos en otro articulo con los planes de juego para ambos bandos.

Jorge Luis Fernández
Mendoza, Argentina, a 2 de Febrero de 2005

_______________

© INFORCHESS - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS