INFORCHESS: La Cátedra de Vishy Anand
Columnistas Inforchess (Inforchess Team)
 
Tienda Inforchess
Ediciones Inforchess
Material de Ajedrez
Ajedrez/Juegos de jardín
Libros de Ajedrez

Indice de Autores
Libros sobre Aperturas
Aperturas Abiertas
Aperturas Semiabiertas
Aperturas Cerradas

Ediciones rusas en español
Editorial Paidotribo
Editorial Fundamentos
Editorial Everyman Chess
Editorial Casa del Ajedrez
Editorial Chessy
Editorial Gambit
Editorial Batsford/Chrysalis
Editorial Tutor
Editorial UNED
Editorial Eseuve
Editorial Chess Stars
Editorial Informator
Editorial Limitadas Catalán
Editoriales varias
Colecc.Ajedrez para Todos

Rebel - Gandalf - Tiger
Productos Chess Assistant
Productos Chess Academy
Productos ChessBase
Productos New in Chess
Productos Chess Informant
PDA's (Asistentes Digitales Personales)
Software de Ajedrez para PDA's
Computadoras Novag
Chess Master
DGT Projects
Reloj Digital CV
Reloj Digital Excalibur

EMAIL ESPAÑA
EMAIL ARGENTINA

Inforchess Magazine 12
Inforchess Magazine 11

Miguel Najdorf
Miguel Najdorf
Nadie amó más al ajedrez

IM Raimundo GarcíaAbierto en Homenaje a Héctor D. Rossetto
Por el IM Raimundo García

Entre los días 6 y 23 de diciembre de 2004 se llevó a cabo en el Club Argentino de Ajedrez el torneo citado en el título de esta nota.
Se jugó por Sistema Suizo a nueve rondas, a razón de tres rondas por semana, con ritmo de juego de dos horas por jugador para toda la partida.
Las posiciones finales pueden apreciarse en la tabla adjunta, aunque no puedo menos que hacer pública mi satisfacción al haber ganado este certamen.

 Principales posiciones   Tit Pts      Bucholz  Bucholz
 ------------------------------------------------------
  1. GARCIA Raimundo       MI 7.5         47.0    40.00
  2. FIORITO Fabian        MI 7.0         48.5    41.00
  3. DOS SANTOS Ramiro        6.5         49.0    41.50
  4. DE LAS HERAS Juan C.     6.5         48.0    40.50
  5. BRONSTEIN Luis M.     MI 6.5         46.0    39.50
  6. REAL DE AZUA Ernesto  MF 6.5         46.0    38.50
  7. JULIA Ernesto         MF 6.5         42.5    36.50
  8. TORRES Sergio            6.5         40.5    34.50
  9. MALBRAN Guillermo     MI 6.0         49.5    42.00
 10. MAZZIOTTI IRIGOYEN G     6.0         46.5    40.00
 11. LALANNE Pablo            6.0         45.5    38.50
 12. BULCOURF Carlos E.    MF 6.0         44.0    37.50
 13. FERNANDEZ Jose Luis      6.0         43.5    37.00
 14. BARRIONUEVO Pablo        5.5         44.5    38.00
 15. ELMAN Christian          5.5         44.5    38.00
 16. PERELMAN Hernan          5.5         44.5    38.00
 17. IERMITO Sebastian        5.5         43.0    37.00
 18. CUEVAS Alex           MF 5.5         42.0    35.50
 19. DENEGRI German           5.5         41.5    35.00
 20. JUNGBLUT Jose            5.5         41.0    34.00
 21. DELLEPIANI Fernando      5.5         39.0    33.00
 22. PARRILLI Fernando        5.5         39.0    32.50
 23. LIGATO Guillermo F.      5.5         39.0    32.50
 24. SUAREZ Jose Luis      MF 5.5         37.5    30.50
 25. IACOBACCI Eduardo        5.5         37.5    30.00
 26. MAGGIOLO Elisa Paola MIF 5.5         34.0    28.50
 27. KOVALYOV Anton           5.5         29.0    22.50
 Hasta 84 participantes

Si bien estoy poco menos que retirado de la competición, consideré una agradable obligación adherir al público reconocimiento a la trayectoria deportiva del GMI Rossetto, que puede apreciarse parcialmente en el reportaje adjunto al final de esta nota.
Baste con señalar que es el único sobreviviente del equipo argentino subcampeón en las olimpíadas de Dubrovnik 1950 y Helsinki 1952, con el "agravante" de haber obtenido en la segunda la medalla de oro por el mejor puntaje en su tablero.
En lo personal, hemos sido rivales deportivos durante más de veinte años, lo que no impidió que tuviésemos una buena relación que alcanzó su punto más alto durante nuestra participación en la olimpíada de Skopje 1972, donde ocupamos el primer y segundo tablero del equipo argentino.
Además, la primera conferencia a la que asistí fue dictada por el maestro Rossetto en el Club Jaque Mate, allá por 1953.
Por entonces yo era un juvenil ajedrecista y los comentarios del maestro llevaron mi atención a cuestiones estratégicas tales como la estructura de peones y el ataque de las minorías, ya que se trataba de una instructiva partida, hoy código ECO D36, jugada en Helsinki 1952 por los maestros Robert Byrne y Erich Eliskases.
Volviendo al torneo de que se trata, como desconozco si el Club Argentino de Ajedrez digitalizará las partidas del mismo, acompaño a esta nota mis nueve partidas, más una de ellas comentada.

Raimundo García - Ernesto Real de Azua
Homenaje HD Rossetto Buenos Aires ARG (8.1), 22.12.2004
Gambito Dama [D41]

1.Cf3 [ 1.e4 c5 2.c3 Cf6 3.e5 Cd5 4.Cf3 Cc6 5.d4 cxd4 6.Ac4 e6 7.cxd4 d6 8.0-0 Ae7 9.exd6 Dxd6 10.Cc3 0-0 11.Te1

En la partida principal, código ECO D41, en esta posición juegan las blancas. Aqui, en cambio, juegan las negras. 11...Cxc3 12.bxc3 b6 Schandorff-Rausis, Copenhagen K41 1995 (0-1 en 62) La posición de la partida principal luego de la movida 12, aunque con el Pa2 en "a3".] 1...Cf6 2.c4 c5 3.Cc3 e6 4.e3 Ae7 5.d4 cxd4 6.exd4 d5 7.cxd5 Cxd5 8.Ac4 0-0 9.0-0 Cc6 10.Te1 Una posición clásica, cuyos secretos desentrañó Miguel Botvinnik. Su más viejo ejemplo que recuerdo corrresponde al año 1938 y fue mal resuelta, nada menos que por Alejandro Alekhine. Para comprobar que no hay nada nuevo bajo el sol también se cita un reciente juego donde el mismo error fue cometido en este año 2004. 10...Dd6

Tras larga reflexión las negras llevan el juego a posiciones análogas a las de la variante Alapin ante la Siciliana, Código ECO B22 , con la salvedad que allí, en esta posición juegan las negras. Ver primer diagrama. Luego de la partida mi adversario confesó que no conocía cual era el más adecuado tratamiento para esta posición. [ Alekhine contestó 10...b6? y su juego entró en crisis luego de 11.Cxd5 exd5 12.Ab5!+/- siguiendo 12...Ad7 ( no resultó mejor 12...Ca5 Horvath-Jankovic, Rabac 2004 (1-0 en 50)) 13.Da4 y las blancas ganaron una excelente partida que se recomienda estudiar. Botvinnik-Alekhine, Amsterdam y otras NED 1938 (1-0 en 51); Hace algunos años, y siguiendo las enseñanzas de Robert Fischer, preferí 10...a6 para expandir el flanco dama sin definir la ubicación del Ac8. Las blancas no lo permitieron y jugaron 11.a4 entregando el punto "b4" a cambio de no permitir la actividad del Ac8, siguiendo ( El juego de mi conocimiento había seguido 11.a3 b5 12.Ad3 Ab7 13.Cxd5 Dxd5 14.Ae4 Dd7 y las negras consiguieron mantener bajo control los intentos agresivos de su adversario, peligroso experto en el manejo del Pd4 aislado. Najdorf-Fischer, Buenos Aires 1970 (1/2-1/2 en 40)) 11...Ccb4 12.Ce5 Ad7 13.Ab3 Tc8 14.Df3 Ac6 con buen juego gracias al bloqueo en "d5" y la inactividad del Ab3 respecto del flanco rey. T.Petrosian-García, Skopje ol 1972 (1/2-1/2 en 39). Esta partida comentada puede consultarse en Inforchess Magazine.; O bien 10...Cf6 Intentando ...Cb4-Cbd5. 11.a3 Dd6 Landa-Korchnoi, Tomsk 2001 (1/2-1/2 en 20) ( al código ECO E57 llevaría 11...b6 ) ] 11.a3 Perdiendo el tiempo de ventaja, pero el siguiente comentario hace clara la razón de esta movida. [ Aunque la ganancia de tiempo resultante de 11.Ce4 parece obvia, no es menos cierto que deja de presionar "d5", lo que puede no ser recomendable. El juego "madre", que desconocía, siguió 11...Dd7 ( Al analizar la posición consideré que luego de 11...Db4 12.Dd3 Td8 13.a3 Db6= el juego de las negras no parece fácil de quebrar y preferí no arriesgar.) 12.Ag5 Td8 13.Tc1@ con gran ventaja en desarrollo y mejores posibilidades que no pudieron neutralizarse luego de 13...h6 14.Axd5 Dxd5 15.Axe7 Cxe7 16.Ce5 f6 ( 16...Dxd4 17.Dh5 ( 17.Dxd4 Txd4 18.Tc7 Rf8~~) 17...Tf8 18.Tc4 g6 19.Cf6+ Rg7 20.Ce8+ Rh7 ( 20...Txe8 21.Df3+/-) 21.Df3+/- y la victoria es sólo cuestión de tiempo.) 17.Tc7 Ad7 18.Dg4 Rh7 19.Cc3 ( 19.Txd7 Txd7 20.Cxd7 Dxd7 21.Cc5+/-) 19...Dd6 20.Txd7 Txd7 21.Cxd7 Dxd7 (Stein-Tal, Parnu 1971/1/2-1/2 en 52) 22.Dxe6+/-] 11...Cxc3 [ 11...Td8 12.Ce4+/-] 12.bxc3 b6 13.Cg5 La falta del Cf6 y de la Dd8 permite a las blancas cierta libertad para sus piezas sobre el flanco rey, lo que debe hacerse sentir antes que las negras contraataquen por la columna "c". [ A nada conduce la clásica maniobra de ablande atacando "h7", sumamente efectiva si el Ac4 se hallase en "d3" y tocase jugar a las blancas que harían Dc2-De2-De4 sin oposición. Ahora seguiría 13.Ad3 Ab7 14.Dc2 h6 15.De2 Ca5~~ y no se puede De4.] 13...Axg5 14.Axg5 Ab7 15.Dh5 El juego de las blancas es "fácil", ya que se trata de pasar sus piezas al flanco rey. [ Algo más sutil, y probablemente mejor, hubiera sido >=15.Dg4 creando amenazas sobre "g7", pudiendo seguir 15...Rh8 a) 15...Ce7? 16.Axe6+/-; b) 15...Tfe8 16.Af6+/- (b) 16.Af4+/-) ; 16.Af4+/- y las negras tienen más dificultades defensivas que en la partida.] 15...Ce7 El intento de reforzar la defensa desde "g6" fuerza la siguiente simplificación que ayuda al juego de las negras. 16.Axe7 Dxe7 17.Te3 No sólo para llevar la T al flanco rey, sino también para proteger el Pc3, ya que la columna "c" está a disposición de las negras. 17...Df6 18.a4 Las blancas "sienten" que lo suyo no es tan promisorio como algunas movidas antes y hacen una movida "multipropósito", relacionada con a4-a5 para debilitar "b6", dificultar el eventual ...b6-b5 para ...b5-b4 y alejar el Pa3 de la maniobra ...De7-..Da3 a la que seguramente apelarán las negras cuando la Ta1 pase a la columna "e". 18...Tac8 19.Ab3 Tfd8 Las piezas negras comienzan a actuar armónicamente y el juego se hace difícil. Sin embargo, las blancas tienen cierta ventaja en el reloj, lo que a la larga resultará decisivo. 20.Tae1 No hay más que ir hacia adelante y mantener la ventaja de tiempo mientras sea posible. 20...g6 21.Dh6 Ad5<=> El contrajuego en el flanco dama comienza a hacerse realidad, pero por algo el tablero tiene dos flancos ! 22.Ac2 Tc7 23.Tg3 El ataque debe apuntar a "g6". 23...Tdc8 24.Tee3

El Pc3 está defendido y las blancas están listas para h2h4-h4h5 ->>24...Dg7 25.Df4 Df8 En anteriores comentarios cité al maestro Najdorf, que en posiciones parecidas solía decir que "si quieres algo, tienes que dar algo". En consecuencia, y queriendo la cabeza del Rg8 las blancas permiten la invasión de su flanco dama, especulando también con el próximo apuro de tiempo de su adversario. 26.h4!? A todo o nada, pero ya es tarde para buscar alternativas que sostengan el flanco dama. 26...Da3 27.Rh2!? Aquí las blancas ofrecieron tablas, lo que tal vez fue mal interpretado por el conductor de las piezas negras. En realidad, el ofrecimiento obedeció a que en su cálculo concreto de variantes había dos de ellas - citadas más adelante al comentar la movida 29 - en que no hallaban el decisivo jaque descubierto en "f7", con la consiguiente inseguridad. 27...Txc3? Tal vez por considerar que la oferta de tablas es sólo un "manotón de ahogado" las negras eligen el camino de la contundencia y capturan el Pc3, con lo cual conceden a las blancas el tiempo necesario para llegar al Rg8. [ Pese a su apariencia menos enérgica, debió jugarse >=27...Dc1 a responder con 28.Ae4 a) 28.Axg6?! fxg6 29.h5 Tg7-/+; b) con mayor apuro de tiempo de mi adversario podría jugarse 28.h5!? Dxc2 29.Tg5 y pescar a río revuelto con amenazas tales como Df6-h5h6-Txd5, con inciertas posibilidades de éxito. (b) 29.Df6? Df5-+) ; 28...Axe4 29.Dxe4 Txc3 30.h5=/+ con algunas posibilidades de enturbiar el agua en el flanco rey.] 28.h5!->

Finalmente todo está en su lugar y las blancas tienen ataque ganador. Mi joven adversario se apercibe de ello y entra en sus últimos cinco minutos. 28...Txe3(+) 29.hxg6+- f5 [ 29...fxg6 30.Axg6 Df8 ( 30...Tf8 31.Af7++-) 31.Af7++-; 29...hxg6 30.Axg6 e5 31.Axf7+ Rf8 32.Tg8+ Re7 33.Dg5++-] 30.gxh7+ Rh8 [ 30...Rf7 31.Tg8! Txg8 32.Dc7++-] 31.fxe3 De7 32.De5+ Rxh7 33.Axf5+ 1-0

IM Raimundo García
Buenos Aires, 1° de Enero de 2005

Héctor Decio Rossetto: caballero del tablero
Por Carlos A. Ilardo (para
La Nación)

Hablar con el gran maestro más longevo del país (82 años), seis veces campeón argentino y medalla dorada en las olimpíadas de ajedrez de 1952, es ingresar en un mundo de recuerdos

Existen miradas que no pasan inadvertidas. Sentado frente al tablero, detrás de un tenue rey y un sesgo alfil, se esconde un hombre, un luchador de la vida. Con infancia desangelada, juventud turbulenta y una vejez que le pone obstáculos.

A los 82 años, el gran maestro Héctor Decio Rossetto camina aferrado a un bastón para eludir ciertos achaques. Además, hace algunas semanas que la pérdida de la visión de uno de los ojos lo puso en jaque; se le nublaron los sueños, juega poco y lee casi nada. Sin embargo, el seis veces campeón argentino y medalla dorada en individuales en las olimpíadas de Helsinki, en 1952, no se rinde y da pelea. Uno de los últimos bronces del ajedrez vernáculo se sujeta al pasado, vive de los recuerdos y los reflota. Comienza la historia...
La vida le dio guerra a edad temprana. Huérfano de madre, la infancia la pasó sin golpes y sin besos en su Bahía Blanca natal. Apenas un cumpleaños compartió junto a mamá Agueda.

Papá Arnaldo, maestro, traductor de cinco idiomas y corrector de diarios, fue su educador. No conoció el colegio; durmió en los bares mientras su progenitor corregía exámenes. Y un biberón oculto en el bolsillo del saco fané era el utensilio de contención del eventual llanto nocturno.

"Dominaba la mayoría de los juegos de salón, pero me atrapó el ajedrez. A los 4 años me enseñaron a mover las piezas, a los 8, descubrí algunos secretos y a los 12, fui campeón de Bahía Blanca", dice Rossetto, con rebosada felicidad, en la charla con LA NACION en el hogar que comparte junto a su esposa, Oneida, compañera desde hace sesenta años, la madre de Cecilia (la famosa actriz) y Pablo, formadores de cuatro nietos y tres bisnietos que completan la prosapia italiana.

En 1936, a los 14, huyó como el verde en otoño. Se emancipó y fue en busca de nuevos horizontes. Lo sedujeron las luces de la gran ciudad. Buenos Aires era como un palo enjabonado. Experto en billar, bridge, dados y cartas, probó suerte con el ajedrez y la pegó; se hizo "profesional", jugaba por plata. Subordinó salud, familia y fortuna. A los 20 años, en 1942, conquistó el Campeonato Argentino Superior, la máxima competencia local. Repitió la hazaña en 1944, 1945, 1947, 1961 y 1972.
En 1944 llegó a Hollywood. La ráfaga de felicidad se hizo brisa amable, compartió charlas y partidas junto a Humphrey Bogart, Bing Crosby, Charles Boyer, Carmen Miranda, Marlene Dietrich y Margarita Xirgu. Dan testimonio del recuerdo las fotos sepia encuadradas en el living del hogar. En la mente de Rossetto esas imágenes permanecen vivas y giran en colores.

Representó a la Argentina en seis olimpíadas de ajedrez e integró los tres planteles que consiguieron los subcampeonatos mundiales. Justamente, en Yugoslavia en 1950, conoció a Eva Perón.
"Estábamos en Yugoslavia y se presentó ante el equipo argentino exhibiendo unas ostentosas joyas. Aún tengo en la memoria el par de aros con forma de lira que tenía puesto esa noche. Nos prometió un gira por Europa si cumplíamos una buena actuación", cuenta, con candor, el gran maestro más longevo del país. Y completa: "La segunda vez que la vi fue en su despacho. Ya estaba enferma y me ofreció un departamento. Acepté la propuesta, lo pagué en cómodas cuotas, pero hasta el último centavo".


Héctor Decio Rossetto, jugando con Silvino García en La Habana 1964
Observando la partida: el comandante Ernesto Che Guevara

En la charla con Rossetto siguen los recuerdos. Ahora, el Magistral Capablanca jugado en Cuba en 1964, el día que conoció al Che Guevara. "Estaba jugando con Silvino García cuando lo vi llegar al salón; me levanté y fui al encuentro, estiré la mano y le dije: Un gusto conocerlo Comandante. El hombre me miró y, sonriente, respondió: Usted es quien no me conoce. Yo conozco muy bien al maestro Rossetto. Era hincha suyo cuando jugaba partidas rápidas en la confitería Rex de la avenida Corrientes."

Tras el certamen nació una amistad entre ambos. Se respetaban, se escuchaban. "Jugué varias partidas con el Che. El ponía mucho empeño por aprender, no le gustaba que lo dejaran ganar; tampoco los empates sin lucha", dice; y tras la pausa, agrega: "Muy distinto era el Mariscal Tito, otro político con el que jugué ajedrez".

La prodigiosa memoria del maestro Rossetto asombra. Habla del cariño especial que tiene por el maestro Alberto Foguelman y el escritor Ernesto Sábato. Dice que es simpatizante de Boca y que su ídolo era Roberto Cherro; la charla toca la hazaña cuando, sin mirar el tablero, hace un análisis de las partidas frente a sus mejores rivales. Empate con Fischer, victorias ante Alekhine, Korchnoi, Euwe, Pachman, Ivkov y muchos más.

Hace una semana, el Club Argentino lo homenajeó con un certamen. Acompañado por su hija Cecilia, llegó el día de la inauguración y jugó partidas rápidas. Amenazó con jugar la prueba; hubo que rogarle para que no lo hiciera. "Era una forma de probarme como luchador y retribuirle con ese gesto el aprecio que me tiene tanta gente".

Héctor Decio Rossetto, caballero del tablero. Luchador de la vida.

Ficha personal

Fecha y lugar de nacimiento: 8 de septiembre de 1922, en Bahía Blanca
Estado civil: Casado, con Oneida; dos hijos: Pablo y Cecilia
Principales títulos: Seis veces campeón argentino superior (1941-1944-1945-1947-1961-1972).
Tres veces subcampeón por equipos en las olimpíadas de Yugoslavia (1950), Finlandia (1952) y Holanda (1954).
Principales logros: Participó en los Interzonales Portoroz (1958), Amsterdam (1964); conquistó el Abierto Ciudad de Mar del Plata (1949 y 1952). Tiene un empate ante Bobby Fischer y victorias frente a A. Alekhine, V. Korchnoi, M. Euwe, B. Ivkov, W. Uhlman, L. Pachman, O. Panno y otro más.

* * *

Escuela de Ajedrez para la Competición
Dirigida por el MI Raimundo García
raimundo@datafull.com
Avenida Caseros 2866 PB "3", Buenos Aires CP 1264

_________________

© INFORCHESS - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS