La informática aplicada al ajedrez.

Parte 2

 

(A la memoria de la Maestra Amparo Vargas Arreola 1926-2001)

 

IM Raúl Ocampo Vargas

 

I

INFORMATICA APLICADA AL AJEDREZ.

Parte 2

Por MI Raúl Ocampo Vargas.

 

¿Software, Hardware o Humanware?

 

Cuando un sistema de información basado en computadoras no rinde los frutos esperados, uno tiende a preguntarse que falla: ¿Software, Hardware o Humanware?

“El hombre es la medida de todas las cosas” dice la celebre frase; pero los tres factores ha considerar son creación del ser humano. ¿Cuál es más importante? ¿Los programas y las bases de datos que los alimentan? ¿El equipo computacional, computadora, scanners y demás periféricos? ¿Los operadores, instructores, entrenadores, los mismos alumnos?

Para mi queda claro que si el “humanware” es clase “A”, no importa que el software o el hardware sea clase “B”. De hecho hay una vieja conseja en los negocios: “No hagas proyectos “A” con personas “B”.

Recientemente leí las protestas de la Federación Francesa de Ajedrez sobre lo que sucedió en Elista, y su misiva termina diciendo: “Ya es hora que unos profesionales se encarguen del ajedrez de elite. “

La palabra profesional quiero entenderla como denominando a personas que están preparadas, con experiencia y estudios, para realizar una tarea.

Es común que a veces un instructor o entrenador sea elegido no por su experiencia, estudios y su vocación, sino porque tiene un nombre famoso como competidor. Lo que muchas veces no garantiza necesariamente que este al día en como enseñar ajedrez. Muy a menudo no maneja herramientas computacionales que pudiesen apoyar su labor y sólo puede dar un servicio estilo “Siglo XIX”.

En el caso de la misiva de la Federación Francesa, entiendo que acusa a que algunos directivos no tienen experiencia y conocimientos como organizadores o como negociadores y menos como empresarios de eventos y promotores.

Pero, ¿Cómo diríamos que es un “profesional” en la informática aplicada al ajedrez? Experiencia, conocimientos y vocación. Por experiencia diré que debiera tenerla utilizando la informática como herramienta. Conoce programas y bases de datos y los ha usado durante años, sabe investigar en la Internet, busca integrar sus programas de estudios con los diferentes recursos que brinda la experiencia compartida que proporcionan entrenadores de todo el mundo por Internet o por el dialogo necesario y facilitado por los emails con otros profesionales del mundo. Por conocimientos, no sólo los de ajedrez que se requieren para saber seleccionar los ejemplos adecuados para los temas que presenta en clase, sino saber como realizar el trabajo burocrático del aula, como es llevar el seguimiento de cada alumno, reportar a los coordinadores administrativos, saber como acopiar la bibliografía necesaria, tener conocimientos de pedagogía aplicada al ajedrez e incluso de cultura general para poder ayudar a los alumnos no sólo como ajedrecistas, sino como seres humanos que pueden ver en él un posible guía para muchos aspectos.

La vocación, la entiendo, en el ámbito de la informática aplicada al ajedrez, como un gusto de trabajar apoyándose en la informática, sin idealizarla, pero deseoso de sacar el mayor jugo de ella. Un algo, que lo une a la informática y a su desarrollo, como antes un jinete se sentía unido a su caballo. Y no quiero decir que se le “de vida” a  algo que no lo tiene, sino más bien en el sentido de tratar con respeto una disciplina que fue creada por el ser humano y para el ser humano. La informática es para el ser humano, no el ser humano para la informática.

Podemos tener un hardware obsoleto, un software también incompleto, pero con buen humanware, podemos alcanzar grandes logros.

En organizaciones con escasos recursos he visto que hacen maravillas con esfuerzo y dedicación. En países donde el acceso a las computadoras de modelo reciente sólo lo tienen unos cuantos, podemos observar avances en ajedrez que no se han logrado en México, donde nos llega el último grito del desarrollo tecnológico, por nuestra vecindad con el coloso de la informática.

Hay software muy útil y sencillo, inventado hace muchos años y que no requieren computadoras recientes. Por ejemplo, existe un programa llamado “Chess Quiz” que tiene 20 años de creado y es aún de lo mejor que hay. Aunque cosas similares se pueden crear con un Chess Base 7 o posterior, que es cien veces más costoso de lo que era el programa “Chess Quiz”, ya fuera de mercado desde hace una década. El citado “Chess Quiz”, presenta cientos de posiciones tácticas, tomadas de partidas célebres de Grandes Maestros, mide tiempos y aciertos, manteniendo el interés del practicante. Es un programa que funcionaba con computadoras de 1985 y lo puede hacer con cualquiera funcionando ahora. El resolver unas 20 posiciones diarias con ese programa toma un poco más de media hora y logra avances sorprendentes en las personas que se entrenan así. Es prácticamente para todas las categorías. Ya que en el 90% de los jugadores, los errores tácticos son la causa del 90% de las derrotas, este programa tiene un efecto muy importante para mejorar resultados en competencias. Es la receta 90-90. Si quieren conocer más de ese programa “oldies and goodies” escriban a chesscom@hotmail.com , pues además estoy creando una base de datos con emails de ajedrecistas de habla hispana, y estoy por llegar a las 3000, por lo que agradeceré cualquier ayuda en ello, pues mi objetivo es lograr 5000 direcciones para mediados de noviembre. Por cierto que tengo ya unas 1000 de periodistas dedicados al ajedrez o al deporte, si me mandan algunas nuevas, les remitiré un regalo de software.

Sobre computadoras, los requisitos son mínimos. En esta época donde venden equipos con varios gigas de velocidad y discos duros de 120 gigas, la verdad es que para trabajar con ajedrez basta una de 400 megaherz de velocidad y un disco duro de 20 gigas es más que suficiente. Casi todas las bases de datos que se venden tienen sólo unos 5 megas efectivos, cuando se tratan de monografías y eso es normal, pues es en ese espacio están dando la información de varias decenas de libros y a un precio igual al de uno solo. Yo soy un bibliómano, tengo libros que no cabrían en 35 cajas de 20 kilos (comprobado, y que por ciento ando vendiendo la mitad por falta de espacio, por si quieren catalogo), y sigo mes a mes buscando nuevos textos; pero precisamente la informática aplicada al ajedrez ha provocado positivamente que el costo de mantener un estudio serio del ajedrez haya bajado dramáticamente. Antes adquirir una cultura mediana de ajedrez y tener la información mínima necesaria, requeriría una pequeña biblioteca de 50 ejemplares. Hace unos 15 años, cuando formé unos 250 talleres de ajedrez en escuelas de educación media básica en México, a cada uno se le dotó de una pequeña biblioteca con un costo de cada una de unos 400 dólares. Ahora bastaría un CD, como el que trae todo el “Juego es Pensar”, para reemplazar la biblioteca, lo que costaría unos 10 dólares, además de que si es necesario se pueden hacer copias por 50 centavos de dólar, así como imprimir el material. Aunque si se pone todo en papel, la información ocuparía unas 7000 páginas, lo que saldría a unos 210.00 dólares como promedio, dependiendo la zona del país, pues si bien en México D.F, la impresión de una página cuesta en cualquier lado unos 2 centavos de dólar, en otros lados del “interior” cuesta 5 centavos.

Creo que el libro nunca será del todo reemplazado, pero el software cambia el mercado de libros día a día.

El caso es que hablando de la capacidad necesaria de una computadora en disco duro, esta es mínima, en lo que respecta al ajedrez. Una base de cuatro millones de partidas sin comentar cabe en 700 megas. Una de 250 000 comentadas me cupieron en 500 megas. Entonces, si juntamos programas y bases de datos, nos bastarían unos 7 u 8 gigas, si usamos muchos programas como Chess Base, Fritz y la colección de Microsoft, además de programas de videos y música. Claro que si por nuestra ocupación profesional necesitamos programas que utilizan un giga o más, ya es otra cosa. Pero para un club o pequeño centro de ajedrez, no se requiere más que una computadora de 6 u 8 gigas de disco duro y 400 megahertz de velocidad. Costo aproximado en México: $3500.00. Una televisión, de unas 27 pulgadas (unos $2500.00) y un aparato que la enlace para ver lo que aparece en la computadora, cuesta $1000.00, y por $7000.00 tiene todo lo necesario para trabajar. Súmele unos $1000.00 en bases de datos y programas, unos 10 ajedreces y tableros, $2500.00, y por $10500.00, además de mesas y sillas, ya puede instalar un centro pequeño de ajedrez. Una cancha de cualquier deporte le cuesta diez veces más.

Pero para su centro casero, se ahorra la TV y el aparato de enlace, así que presupueste sus $4500.00 para empezar. Impresora multifuncional la consigue por otros $600.00.

El humanware, ya es otra cosa. ¿Cómo investigar ajedrez por internet? ¿Cómo vencer la barrera del idioma? (aspecto muy importante), ¿Cómo, en fin, realizar una adecuada “Gestión del Conocimiento” en ajedrez?. Ahí esta la clave. Un aspecto importante que hace la diferencia y que establece la diferencia entre entrenadores de forma dramática, y, consecuentemente, entre jugadores que de alguna manera ya utilizan la informática aplicada al ajedrez.

Sobre esto escribió un libro completo nada menos que el “gurú” de los supermillonarios: Bill Gates.

En esta serie seguiré hablando de ese tema.