Inforchess Magazine

 

Desde el diván del Entrenador No. 13

(A la memoria de la Maestra Amparo Vargas Arreola 1926-2001)

 

 

¿Cómo estudiar la Apertura? Parte XIII

 

Las Monografías de Aperturas.

 

IM Raúl Ocampo VargasEl estudio del material especializado en alguna variante o línea de apertura es un proceso por el cual todo ajedrecista debe pasar, pero no por común es fácil de llevar a cabo. Continuamente una posición que se creía favorable para un bando se descubre, de pronto, que no ha sido bien evaluada. Por el tiempo en que se lleva publicar un análisis y que este pueda llegar al público, tal vez una partida cambie dramáticamente la opinión de los teóricos. Entonces el estudiante, quien confiadamente ha integrado a su repertorio una variante dada, se enfrenta a un contrincante que conoce la refutación, o la encuentra en el tablero, y cae, para su sorpresa, derrotado en su variante predilecta.

 

Esto le sucede aún a los más estudiosos y mejor informados. Incluso a los jugadores por correspondencia que cuentan con la posibilidad de consultar libros y enormes bases de datos.

Un alumno del Centro de Alto Rendimiento de Ajedrez “Alejandro Baéz Graybelt”, me relataba recientemente que en el Campeonato Nacional Absoluto de México de 2005, dos fuertes jugadores habían “entrado” a una variante que habíamos estudiado, a través de varias “troykas”, ampliamente durante nuestras sesiones de entrenamiento y los había derrotado gracias a su familiaridad con el planteo. Precisamente en una variante menor de la que existe muy poca literatura. De hecho, en una enorme base de datos de más de 4 millones de partidas que poseo, poco más de una docena de partidas se podían hallar de esa línea. Pero dado que un tema instructivo se enseñaba con esa línea, varias horas habíamos dedicado a sus particularidades. El estudio paga. Aunque su talento hizo la mayor parte, no cabe duda que el contar con la información adecuada le fue muy útil.

 

Pero a menudo ni una bien dotada biblioteca y una mega base de datos nos puede prevenir de sorpresas.  Todos los días aparecen costosas monografías de aperturas, muchas de excelente calidad, en que el vaivén de opiniones se manifiesta, “acabando” y “reviviendo” líneas, aún en las variantes más antiguas.

Recuerdo que hace algunos años, un maestro internacional sobre el tablero que es uno de los mejores jugadores iberoamericanos por correspondencia cayó derrotado en una breve partida en un Max Lange, con una línea de la que sólo se pueden encontrar media docena de partidas en un período que abarca desde 1860 a 2005. Cinco o seis años después surgió una partida que hubiese aclarado las dudas de mi amigo, mostrando el plan adecuado. Aquí no bastaba que él tuviese una excelente biblioteca y buenas bases de datos, sino que tuvo que analizar un problema que le planteaba un jugador, que había sido campeón mundial por correspondencia, desde la primera docena de jugadas.

 

Todo joven jugador necesita material para estudio, pero es tan costoso este, que sólo un grupo de jugadores, o un club o un centro especializado, puede darse el lujo de la enorme inversión necesaria para “mantenerse” al día. Pero más que eso, se necesita tener la preparación para saber salir adelante en el “síndrome del pajar” que supone la avalancha de información disponible, para seleccionar el material relevante. Una vez más, la preparación académica, formal o informal, demuestra la importancia que tiene y las muchas maneras en que incide en el desarrollo de jóvenes jugadores. Sin esta, no es posible desenmarañar la madeja que de continuo nos envuelve el flujo de información ajedrecística.

 

Las buenas monografías señalan las posiciones clave de cada variante. Ejemplo notable es la que sobre la Pirc escribió Chernin, con un excelente diseño asesorado por especialistas en ciencias de la educación y psicólogos educativos.

Esta claro que un buen equipo interdisciplinario es sumamente útil y un factor muy importante para el apoyo de un joven talento, pero es el caso que en nuestro medio iberoamericano, es un factor sólo al alcance de algunos afortunados.

 

La mayoría lo tienen que suplir con trabajo solitario y duro, además de una buena suerte.

Aunque la recomendación natural de que se acerquen a un centro o club en busca de apoyo técnico es obvia; no basta para aquellos que residen en pequeñas localidades.

Aquí la informática aplicada al ajedrez, la internet y los sitios webs como este, parecen ser la única respuesta realista que dar. En ninguna otra época como en esta, los ajedrecistas cuentan con una verdadera solución como la que brinda la internet. Pero la cultura del uso del Internet, aunque avanza a pasos agigantados, no es propia aún de nuestros ajedrecistas. Se requiere que nuestras organizaciones, sean federaciones, asociaciones, ligas o clubes, realicen campañas especiales para que la gran masa de aficionados interesados por estudiar las técnicas modernas del ajedrez conozcan y se acerquen a las posibilidades de la Internet y a las grandes bases de datos que nos brinda, donde casi cada elemento que hay en las bibliografías de ajedrez están a nuestro alcance.

 

Debemos, cada ajedrecista que estudia con informática aplicada al ajedrez, hacer una especie de cruzada para que los jóvenes jugadores se acerquen a estas posibilidades. Ayudar a formar clubes en que se acerquen los neófitos a las computadoras y a la super red. Esto sin olvidar el papel fundamental de los libros y revistas. Póngase como tarea, usted que es un poco más afortunado, el prestar un libro a un joven jugador, imprimir unas hojas con unos análisis, con algunos consejos, o al menos, de los males el menor, algunos de mis artículos que publico en Internet. Espero no sean sólo útiles para ir al sanitario…

 

Por lo pronto en Inforchess Magazine incluimos  unos archivos con recopilaciones amplias de algunas variantes. Me he propuesto revivir, al menos para consumo en mi ciudad, un tipo de publicación como la que realizaba hace cuarenta años el excampeón Max Euwe y que denominaba “Chess Archives”, imprimirla en papel para mis alumnos y al mismo tiempo poner los análisis en archivos adjuntos en los sitios web que, amablemente, dan cabida a mis comentarios. Todo lo anterior, no significa que, aquellos que tienen la posibilidad de hacerlo, no se les recomiende adquirir monografías de aperturas. Yo lo hago cada vez que tengo una posibilidad, que no hay muchas…. Pero les pido que no dejen pasar una semana para que recomienden a un joven jugador que se acerque a la Internet y de vez en cuando, apoyen a alguien con algunas hojitas impresas. A los ajedrecistas más afortunados, aquellos que pueden suscribirse a sitios de paga de Internet, o que pueden comprar libros o CD de ajedrez, les exhorto a que lo hagan, tanto para que la labor del Internet y el ajedrez no decaiga, como para que ustedes mismos aprovechen las excelentes ofertas por Internet.  

 

A los primeros 100 lectores que me escriban y se comprometan a regalar una copia a algún joven jugador, les enviaré un archivo de 800 K de un PDF con el primer número del Boletín Técnico de Aperturas del Centro de Alto Rendimiento de Ajedrez Alejandro Baéz Graybelt, en recuerdo de las muchas revistas de ajedrez cubanas “Jaque Mate” que este desprendido maestro, que nunca agendó dinero y que todo lo regalaba, siempre pobre pero siempre digno, me regaló , lo mismo que hizo con tantos otros “muchachitos coyotes”, como nos decía.

 

Ciudad de México a 29 de octubre de 2005.

IM Raul Ocampo Vargas

_______________

© INFORCHESS - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS