Mikhail Moiseyevich Botvinnik, por  el IM. Raul Ocampo.

Una fecha como el centenario del nacimiento de Mikhail Botvinnik no podía ser pasado por alto, pero es muy difícil escribir algo que no aparezca repetido en decenas de libros y artículos. Es casi imposible no citar a Kasparov, que tan bien lo conociera, así como no tomar datos de lo que escribió ampliamente en su libro “Mis Grandes Predecesores” en la parte que a Botvinnik toca.

Pero recientemente adquirí en una oportunidad en una subasta en Fontanka, San Petersburgo, unos archivos de escaneo de más de 900 cuartillas de apuntes de Model, el primer entrenador de Botvinnik y de ahí tomé muchos datos que pudieran ser novedosos.

Por ello, aunque trataré aspectos generales inevitables, me enfocaré al mismo tiempo en cosas menos conocidas también, para que esta panorámica tenga algo de interés para todos, tanto para quienes casi no saben de Botvinnik como para aquellos que casi lo saben todo.

De Botvinnik podríamos decir tantas cosas.

Alcanzo todo lo que se propuso, desde el máximo grado académico, hasta el título oficial del campeonato mundial de ajedrez, así como el reconocimiento mundial como máximo patriarca del ajedrez.

Tres veces ganó el campeonato mundial y dos veces se repuso de la derrota.

Por tres décadas, de 1933 a 1963, fue uno de los cuatro mejores jugadores del mundo, en una era en que se competía con figuras como los campeones mundiales Lasker, Capablanca, Alekhine, Euwe, Smyslov, Tahl, Petrosian, Spassky y Fischer; además de otros jugadores como Keres, Bronstein, Larsen, Najdorf, Reshevsky, Boleslavsky, Kotov, Portisch, Taimanov, Fine, Flohr y Lilienthal.

En este agosto se celebra el centenario de su nacimiento, pues nació el 17 de agosto de 1911. Según el antiguo calendario ruso, basado en el Juliano, nace el 4 de agosto, pero ya en la equivalencia del calendario Gregoriano, la fecha reconocida es el 17 de agosto. Nació ruso, pues aunque en algunas épocas el distrito de su nacimiento ha sido territorio de Finlandia, actualmente y también en la época de su nacimiento era parte de Rusia.

Hijo de familia judía, fue educado en escuelas soviéticas y con las bases marxistas, por lo que no profeso religión alguna y ya que creció antes de la Revolución Rusa fuera de las zonas reservadas para judíos en la época en que en San Petersburgo eran reales ghettos y se realizaban podgroms, persecuciones antisemitas que obligaban a toques de queda para protegerse, Botvinnik tuvo poca influencia de la comunidad judía y culturalmente era ruso. Como él decía, era judío de sangre, ruso de cultura y soviético de educación.

En los primeros años del poder soviético era normal que muchos nacidos judíos no preservaran su religión y cultura dado que había muy fuerte represión de parte del poder soviético y dado que la comunidad judía era la que mayor identidad y conciencia nacional tenía entre todas las diversas del Este de Europa, el partido comunista trataba especialmente en hacerlos soviéticos ante todo.

El padre de Botvinnik, destacado técnico dental,  logró residir en un barrio cristiano de San Petersburgo, algo que era muy raro para los judíos, pero con la prohibición de hablar Yiddish en su casa, viviendo en el Nevsky Prospect, aún ahora una zona muy bella de San Petersburgo.

Su madre, dentista, tuvo períodos de enfermedad y fricciones con Moises Botvinnik, el padre de Mikhail, y él la abandonó con dos hijos, para posteriormente casarse con una rusa, teniendo poco contacto con su hijo.

La madre buscó que Mikhail participara en actividades diversas y que llevará una práctica sistemática de ejercicios, hábito que conservó Botvinnik toda su vida.

Se acerco también, tras aprender a los 12 años a jugar ajedrez en la escuela, a los centros culturales instaurados por el poder soviético, sobre todo un club de ajedrez cercano al Nevsky Prosopect (una importante avenida en la entonces Leningrado), en que un notable entrenador, Abram Yakovlevich Model laboraba. Model sería el primer entrenador de una buena cantidad de estrellas del ajedrez de Leningrado como Victor Korchnoi, Alexander Tolush, Vladimir Zak, Mark Taimanov, Semión Furman y muchos otros.

Botvinnik en sus años juvenilesEn particular otros judíos soviéticos que participaban en el movimiento de ajedrez y su enseñanza como Model, Ilia Rabinovich y los psicólogos Luria, Leontiev y Vigotsky, mostraron cierta inclinación por apoyar el desarrollo de Botvinnik al principio de su carrera, como luego fue Boris Weinstein, que como funcionario del ejército soviético y buen ajedrecista y gran erudito en ajedrez, era una especie de prototipo de lo que debía ser un soviético de origen judío.

Como decía, el famoso maestro de Leningrado, Abram Model, fue su entrenador  y Botvinnik siempre reconoció el hecho de que su carrera fue muy influenciada por sus enseñanzas.

Model participó en la creación del sistema de enseñanza de la Escuela de Ajedrez de Leningrado y aun ahora, junto al gran Mikhail Ivanovich Chigorin, se le considera el pilar tradicional del ajedrez actual de San Petersburgo. Los trabajos que desarrolló Model para crear un modelo de enseñanza del ajedrez para Armenia, se considera fundamental para lo que esa escuela ha llegado a ser.

Desgraciadamente, por algunos motivos políticos, la actual escuela Armenia no reconoce ya a Model como el verdadero creador de su escuela, lo mismo que en Rusia se reconoce a su alumno Botvinnik y luego a sus sucesores Vladimir Zak y Olga Tijomirova, pero Model ha sido olvidado, así como su asesor en psicología Luria, que fueron fundamentales para Botvinnik y este para toda la escuela soviética.

 Aún en la actualidad, aunque todos saben lo importante que fue Model, pocos de los entrenadores de San Petersburgo conocen sus obras y apuntes, así como ignoran que papel a ciencia cierta tuvo Model en los contenidos y metodologías de estudio, atribuyendo más importancia a sus seguidores y alumnos como Botvinnik, Romanovsky, Zak y Tolusch, que son los más conocidos representantes de la escuela de Leningrado – San Petersburgo. Luria, Model y los hermanos Rabinovich en un tiempo fueron practicantes de la religión judía y pudiera ser que por esto, que era mal visto en la Unión Soviética, se vieran relegados ante otros judíos soviéticos no practicantes de ninguna religión.

Un trabajo de Model tuvo que esperar para ser publicado a que desapareciera la Unión Soviética y sólo se conoce en círculos selectos de San Petersburgo e Israel, pues su tiraje fue de solo 500 ejemplares.

Model hizo amistad en Leningrado con Carlos Torre y él con Rokhlin, ayudo en la redacción en ruso del “Desarrollo de la Habilidad en Ajedrez” e hizo el manuscrito, nunca publicado, solo reproducido en mimeógrafo, de un pequeño tratado de Finales de Torre por el GM Carlos Torre.

 Model era excelente persona de gran valor humano, con una serie de talentos aparte del ajedrez, como para las matemáticas y para la administración. En 1941 organizo la evacuación de más de 150 mil niños de Leningrado, así como el aprovisionamiento de otras 40 mil personas en los primeros meses del Sitio de 1000 días que las fuerzas nazis impusieron a la ciudad.

Su aportación a la defensa de la ciudad le valió mucho reconocimiento, a pesar de que no siempre fue bien visto por las autoridades de la ciudad, ya que era muy rebelde y extrovertido, criticando a jefes que habitualmente nada más escuchaban halagos de sus subordinados.

Model como organizador hizo eventos para darles algo de descanso del frente de batalla a varios maestros de clase internacional que se hallaban en las trincheras. Tanto Zak, como Tolusch le enviaron cartas solicitándole los invitase a algún torneo, pues era la única forma de que visitasen a sus familias.

En las cartas que gentilmente me facilitaron los descendientes en San Petersburgo en enero de 2011 para escanear, los maestros le reconocen todo lo que hizo para ayudarles.

El mismo Model y su hija estuvieron a punto de morir de hambre también en un momento dado del sitio, pero ahí le ayudo otro ajedrecista, el Maestro Lisitsin (1909-1972) que le informó y llevó un documento donde le asignaban comida en enero de 1942. Ya con esto, el hambriento Abram Yakovlevich  corrió con su hija a la tienda Yeliseevsky donde a ellos le habían asignado dos kilogramos de raciones que los volvieron a la vida.  

Hay que recordar que más del 30% de los maestros titulados de ajedrez de Leningrado perecieron en la segunda guerra mundial. Model mismo comentaba que desde 1944 no pudo ya jugar por tantas actividades administrativas, a pesar de que vivió 80 años, naciendo en 1896 y falleciendo en 1976.

Incluso al finalizar la guerra, Model seguía ayudando a muchos y muchos le buscaban por ayuda. Sobre todo aquellos que quedaron muy lejos de Leningrado por la guerra. Vease esta carta nada menos de Vladimir Zak:

Carta de V.Zak

Alemania, el 23.05.45

¡Querido Abram Yakovlevich!

Perdóneme para escribirle una carta comercial, pero está en la naturaleza humana el molestar hasta a la gente relativamente poco conocida si uno necesita algo.

No es demasiado difícil adivinar lo que quiero pedirle, siendo usted jefe de los ajedrecistas de Leningrado, que no se olvide de mí, hasta en caso del evento más insignificante. 

También le pido dejarme saber la dirección de la sección de ajedrez del A.C. (Comité de Toda La Unión.) por si cualquier torneo de maestros o de candidatos sea organizado.

Mi general es un ajedrecista muy aficionado, por esta razón él me dejará ir al principio si llega la petición, y esto, ay, es la única posibilidad (por extraño que pueda parecerle) de venir a la Patria en un futuro próximo.

Envíe mis respetos a los amigos.

Atentamente, V.Zak

 

Puesto de combate 10731

Model nació en Letonia, en Daugavpils, y al principio fue parte de los “Magos de Riga”, y, según comentaba Koblentz, mantuvo siempre contacto con los jugadores letones, aunque al separarse Letonia de Rusia en 1917, Yakov Model, su padre, era simpatizante de los bolcheviques y prefirió emigrar a la Unión Soviética.

Con las hojas escaneadas de Model, había unas notas del coleccionista que hablaban de unas partes del contenido, que creo serán interesantes:

“Los acontecimientos de los años de la guerra son descritos detalladamente en el libro “las Crónicas del ajedrez de San Petersburgo”. Sin embargo, ninguno de los documentos originales aunque se hicieron conocidos, habían sido publicados. Además, los documentos y las cartas que son de importancia directa de aquellos días distantes han sido desconocidos o nunca han sido publicados, aunque fueron conservados en los Archivos de Abram Y. Model. Usted encontrará algunos de estos materiales realmente únicos en esta colección.

Abram Model (1895-1976) dio vida al ajedrez organizado en la ciudad durante la guerra: él realizó los deberes de director de club de ajedrez, era el inspector de ajedrez del comité de deportes de ciudad.

Era él quien fundó la sección de ajedrez en el Palacio de Pioneros al final de 1943 y dio lecciones allí.

Él hizo torneos en las unidades militares y dio simultaneas allí y en hospitales. Este maravilloso hombre era el director de una de las escuelas y la cabeza de los trenes especiales que evacuaron a miles niños de la ciudad sitiada a lo largo del denominado “ Camino de Vida”. 

A.Model evacuó de la ciudad sitiada a casi 150 000 de niños de Leningrado. Si examina las tarjetas que le dieron para la evacuación de niños y el  transporte de paquetes de comida para los evacuados, usted puede ver abajo que fueron firmados por P. S. Popkov (1903-1950), la cabeza del comité ejecutivo de Leningrado durante la guerra, que llevó a hombros todas las decisiones acerca del rescate de la ciudad.

Petr Sergeevich llegó a ser el Primer secretario de Leningrado regional y el comité de ciudad del PCUS. Después de la guerra (en 1946-49) y más tarde fue ejecutado entre los fusilados por el llamado “Caso de doctores” (1949-1952), que fue uno de los últimos ultrajes del régimen Stalin. Hay notas de pases por órdenes fronterizas y saneamiento y postes epidemiológicos al dorso. (Ver fotos).

De Model, se cuenta una curiosa anécdota que se publicó en la revista Jaque en febrero de 2011, p.164.

 

Como una curiosidad dentro del ajedrez soviético, vale la pena reseñar que, a fines de año (1929), el periódico leningradense 'Smyena' publicó un anuncio insólito: un jugador de incógnito, que firmaba como Maestro X, retaba a diez maestros de la ciudad a otras tantas partidas simultáneas a través del diario.

Pasada la sorpresa inicial, y sin duda espoleados por el morbo de la intriga (pues el misterioso desafiante sólo revelaría su identidad si perdía tres partidas), se decidieron a recoger el guante algunos jugadores destacados, entre los que se contaban Alexander Iljin Genevsky, Yakov Rokhlin, Viacheslav Ragozin, Mijail Botvinnik y Leonid Kubbel, además de un colectivo de trabajadores de una factoría.

Cada jugador debía remitir diariamente su jugada al periódico, que la publicaría al día siguiente, junto con la respuesta del maestro X, cuya identidad se mantendría rigurosamente secreta. Lo cierto es que a medida que las partidas evolucionaban, pudo comprobarse que el maestro X tenía ventaja en casi todas. La cuestión era: ¿quién podría ser el misterioso jugador?

Un malicioso sugirió que podría tratarse de Model, y otro, más malicioso aún, comentó que si fuese Model perdería al menos ocho partidas...

Finalmente, quedó claro que se trataba, en efecto, de nuestro viejo conocido Abram Model, que, contra todo pronóstico, logró el excelente resultado de siete partidas ganadas y tres tablas.

¡Otra muestra de su talento!

No en vano había empatado en el tercer puesto del quinto Campeonato, sólo superado por Bogatyrchuk y Romanovsky. Por otra parte, la puesta en escena que había imaginado para su demostración tampoco desentonaba con su fantasía...”

Uno de los pocos jugadores en salvar tablas en esa simultanea, fue Botvinnik:

 

Model-Botvinnik, simultanea Leningrado 1929

1. e2-e4 e7-e6 2. d2-d4 d7-d5 3. Cb1-c3 Af8-b4 4. e4xd5 e6xd5 5.Af1-d3 Cb8-c6 6. Cg1-e2 Cg8-e7 7. 0-0 Ac8-g4 8. f2-f3 Ag4-e6 9.a2-a3 Ab4-a5 10. Cc3-a4 0-0 11. c2-c3 Ae6-f5 12. Ce2-g3 Af5xd3 13. Dd1xd3 Aa5-b6 14. Ca4xb6 a7xb6 15. Ac1-g5 f7-f6 16.Ag5-d2 Dd8-d7 17. Ta1-e1 Ta8-e8 18. Te1-e2 Ce7-c8 19. Te2xe8 Tf8xe8 20. Tf1-e1 Te8xe1+ 21. Ad2xe1 Cc8-d6 22.Ae1-d2 Cd6-c4 23. Ad2-c1 Cc6-a5 24. Dd3-d1 Dd7-e8 25. Cg3-f1 De8-g6 26. b2-b3 Cc4-d6 27. Ac1-f4 Cd6-e8 28. Cf1-e3 Dg6-f7 29. b3-b4 Ca5-c6 30. h2-h4 Tablas.

 

Cuando en 1945 Letonia se convirtió en parte de la URSS, la mayor parte de la familia de Model o había emigrado a la URSS antes, o había sido perseguida y capturada por los nazis. La comunidad judía en Letonia era numerosa y tanto Aarón Nimzovich, Mikhail Tahl, Alexander Koblentz, tuvieron que emigrar en algún tiempo cuando Letonia estaba gobernada por antisemitas. Nimzovich se traslado y radicó a Dinamarca, y Tahl y Koblentz en las partes cercanas de Letonia a la URSS.

Cuando las tropas soviéticas ocuparon Riga, se radicaron ahí, por lo que aprendieron el ruso, Tahl a los 8 años, pero Koblentz después de los 20 años, por lo que siempre habló ruso con acento.

Ambos, como descendientes de familias judío alemanas radicadas en Riga, hablaban bien el alemán, como si fuera su lengua materna.

Otros jugadores de Riga que no eran de origen alemán o judío, como Gipslis, Vitolinsh, Lanka y Klovan, siempre trataban de hablar letón, aunque como jugaban muchos torneos por toda la URSS, requirieron hablar ruso y lo hablaban con cierto acento.

Otros jugadores, letones de nacimiento, pero de ascendencia rusa, como el GM Alexey Shirov, hablaban ruso como lengua materna y el letón con acento.

El caso es que Model, quien particularmente estaba orgulloso de su origen judío, prefería trabajar con niños judío soviéticos y  a eso se atribuía que diera clases a Botvinnik y a Korchnoi, mientras que prefirió que otro maestro, Zak, trabajase con Spassky, que no era de origen judío.

Se puede decir que debido a que rusos cristianos que eran grandes ajedrecistas, pero que no se subordinaron a la Revolución Rusa, como los grandes maestros Bogoljubov, Alekhine, Bogartichuk y Znosko Borowsky; fueron los judíos soviéticos los que dieron una fuerza al nuevo ajedrez.

 

 

Botvinnik vivió como soviético siempre, formó familia con una armenia, también de origen judío, pero tampoco practicante, Ganna Davidovna, hija de su profesor de algebra y que luego sería bailarina del Ballet Bolshoi y era ajeno a todas las ideas y la cultura que no fueran soviéticas.

 

 

Es curioso, pero muchos ajedrecistas de nivel mundial parecen estar inclinados a las armenias. Aunque los armenios más famosos y campeones mundiales, Petrosian y Kasparov, se casaron con mujeres étnica y culturalmente totalmente rusas.

 

En su matrimonio sólo tuvo una hija, Olga Mikhailovna Botvinnika, que aún le sobrevive.

La vida de Botvinnik fue razonablemente larga, pues vive hasta mayo de 1995, a los 83 años, conservando muy buena salud hasta unos pocos meses antes de su muerte a causa del cáncer en el páncreas, afirmando algunos periodistas como Buslayev de la RIA Novosti, que no fue atendido adecuadamente.

Hasta un mes y medio antes de su muerte, a pesar de que había perdido la vista en un ojo, iba a su trabajo donde experimentaba con computadoras.

Pero Botvinnik siempre fue, en general, muy sano. De hecho es el jugador que a mayor edad gana un campeonato mundial, a los 50 años. Se retira de los torneos internacionales a los 60 años, pero estaba con tan buena salud que frecuentemente viaja por el mundo, dando conferencias, otros 12 años más.

Prolífico escritor, aunque muchas veces apoyado por diversos grandes maestros, sus obras son numerosas y notables, la mayor parte auténticos clásicos. Botvinnik siempre fue referente de todo lo relacionado al ajedrez.

Botvinnik aprendió el ajedrez en su escuela, a los 12 años, en 1923, y ya para 1925 había acumulado los méritos suficientes como para participar en las simultaneas que Capablanca ofreció en su breve visita a Leningrado a medio torneo internacional de 1925 en Moscú. Capablanca, campeón mundial, hizo gran esfuerzo al hacer un viaje tan largo como el de Moscú a Leningrado, en su día de descanso.

Aun ahora en el famoso tren “Krasnaia Strelka” toma unas 8 horas, si bien nos va, lo que hace 16 horas de viaje redondo.

Botvinnik vence a Capablanca en las simultáneas y diez años más tarde jugará de igual a igual en un torneo internacional, en Moscú 1935, a los 23 años de edad.

En 1927 clasifica a los 15 años a la final del Campeonato de la URSS y gana su título de Maestro de la URSS, lo que ahora no parece tanto, pero que en esa época era más difícil ser Maestro de la URSS que ser maestro internacional y Botvinnik lo logra tras menos de cuatro años de haber aprendido a jugar ajedrez.

En 1933 se puede decir, que además de graduarse como Ingeniero, se graduó de Gran Maestro.

En la Embajada de la Unión Soviética en Praga, estaba como funcionario el destacado maestro de ajedrez y político revolucionario, Alexander Iljin Genevsky, quien fuese vencedor de Capablanca en Moscú 1925, y ya que Botvinnik era el mejor jugador de Leningrado y Campeón de la URSS de 1931 y 1933, organiza un encuentro con uno de los jugadores más fuertes del mundo, Salomon Flohr, que ya viendo la situación que su país pasaba con el posible ascenso de Hitler al poder, estaba indeciso si salir de Checoeslovaquia hacia Occidente o hacia el Oriente.

 

Iljin Genevsky lo convenció que el futuro de un ajedrecista era mejor en la URSS y así Flohr acepta el reto de Botvinnik. Empatan tras duro duelo y Botvinnik ya sería reconocido como un Gran Maestro ante el mundo, lo que en Moscu 1935 y en Nottingham 1936 se ratificaría. Flohr se casaría con una soviética y después de la guerra mundial sería ciudadano soviético y uno de sus más respetados jugadores.

 Botvinnik usó lo que él consideró como la primera versión de su método de prepararse para una competición, pero cayó dos juegos detrás hacia el final de las primeras seis partidas, jugadas en Moscú.

 

Sin embargo, ayudado por su viejo amigo Ragozin y su entrenador Abram Model, él niveló el resultado en Leningrado y el match se entablo.

 

A veces me preguntaba, tras conocer los apuntes de Model, si el mentado método de preparación de Botvinnik fue creado por él o por Model.

 

El que público con el libro sobre el match con Flohr es casi igual al de los apuntes de Model para prepararse al Campeonato de la URSS 1927 en que quedó cuarto Model delante de muchas figuras. Pero ya el que Botvinnik publicó en 1941 tiene bastantes cambios.

 

Del talento y la fuerza de Model hablan muchas evidencias, pero Model estaba metido en decenas de cosas y después de 1933 estaba como obsesionado por el problema Hitler, y acumuló propuestas a las autoridades para que se prepararan ante la eventual invasión nazi.

 

Después de 9 años de recibir críticas y propuestas de Model, al darse la invasión, las autoridades de la ciudad le dieron apoyo a algunas ideas y gracias a eso muchos miles salvaron la vida, y si bien Don Abram Yakovlevich decía que había perdido su carrera como jugador, las vidas ganadas eran su orgullo en su vejez

 

Lo invitan por primera vez a un torneo internacional fuera de la URSS, Hastings  1934-35, y ahí Botvinnik consiguió sólo un empate para los 5os 6os sitios, con 5/9.

 

Él escribió que, en Londres después del torneo, Emanuel Lasker dijo que su llegada sólo dos horas antes de que la primera ronda comenzara era un error serio y que él debería haberse permitido diez días para la aclimatación.

 

Botvinnik escribiría después que él no cometió este error de nuevo. Botvinnik se colocó primero empatado con Flohr, ½ punto delante de Lasker y un punto delante de José Raúl Capablanca en el segundo Torneo Internacional de Moscú, sostenido en 1935.

 

 

Después de consultar a Capablanca y Lasker, Krylenko propuso conceder a Botvinnik el título de gran maestro, pero Botvinnik objetó que "los títulos no fueran el punto." Sin embargo, él aceptó un coche gratis y un aumento del 67 % de su subvención de estudio de postgrado,  ambos proporcionados por la Intendencia del Comisariado Popular de la Industria Pesada.

 

Después del final de su carrera de torneo en 1970,  Botvinnik fundó y dirigió  una escuela de ajedrez para jugadores jóvenes que se consideraban brillantes y eran seleccionados por toda la URSS.

Aunque la idea era de Tijomirova, el sistema era copia del maestro de ambos, de Botvinnik y la Tijomirova: Model.

 

 

Consistía en darles material de estudio en casa  a los jóvenes para luego examinarlos y disipar sus dudas en clases presenciales intensivas de una o dos semanas.

 

O sea que se reunían tres veces al año, cada vez por dos semanas para cumplir un programa de 20 horas de instrucción de ajedrez, un torneo de 7 rondas sistema suizo, y una serie de actividades de acondicionamiento físico.

 

 

Luego al terminar la semana de clases presenciales, regresaban a su lugar de origen con tareas y observaciones. Este sistema fue muy exitoso, pero no se puede decir fue creado por Botvinnik sino por Model antes de la segunda guerra mundial

Decía que Botvinnik es considerado “el patriarca del ajedrez soviético” y como dicen los libros: uno de los creadores de la escuela de ajedrez, quienes desarrollaron su propio método de preparación para competencias.

Según KasparovBotvinnik creó un sistema de la preparación de aperturas, donde el negro, desde las primeras jugadas, lucha no por igualar,  sino por tomar la iniciativa. ¡Botvinnk demostró que era posible!

Botvinnik violó el equilibrio posicional conscientemente, eligiendo movimientos agudos y críticos que él había investigado con mucho detalle y alcanzando resultados perfectos. No sólo creó sistemas originales de aperturas, sino también repensó y les dio a algunas posiciones típicas una nueva luz.”

Además, Botvinnik enriqueció la teoría y la práctica de la fase final con sus análisis valiosos y profundos.

Durante muchos años, Botvinnik con éxito combinó el juego en torneos de ajedrez con actividades científicas en el campo de la tecnología eléctrica.. Sus libros de ajedrez, energética y cibernética han sido publicados en inglés, con ediciones en diversos idiomas como húngaro, danés, alemán francés, sueco y otros.

En total, Botvinnik jugó 1202 partidas en torneos, logrando casi el  70 % de los puntos..

 

 

De los 59 torneos  que él jugó, ganó el primer premio en 33, compartió el primero y el segundo premios en seis y compartió los segundos y terceros premios en 14. Ganó seis de 13 matches , perdiendo tres y empatando cuatro.

Por sus logros en el ajedrez le concedieron la Insignia de la Orden de Honor en 1936, la Orden de Lenin en 1957, la Orden de la Bandera Roja del Trabajo en 1961 y la Orden de la Revolución de Octubre en 1981.

  

 

C:\Documents and Settings\Usuario\Mis documentos\descargas agosto de 2011\descargas 15 agosto 2011b\Mikhail Botvinnik - Wikipedia, the free encyclopedia_files\175px-Botvinnik-Lasker_1936.jpg

 

 

 

 

 

 

Botvinnik vs Lasker en 1936

 

C:\Documents and Settings\Usuario\Mis documentos\descargas agosto de 2011\descargas 15 agosto 2011b\Mikhail Botvinnik - Wikipedia, the free encyclopedia_files\175px-Capablanca-Botvinnik_1936.jpg

 

 

 

 

 

 

 

Capablanca vs Botvinnik en 1936

 

Como su maestro Abram Y. Model, Botvinnik no se resistía a externar sus particulares puntos de vista.

Mientras que no cabe duda de que Botvinnik sinceramente creyó en el Comunismo, él de ningún modo siguió con sumisión la línea del Partido Comunista de la Unión Soviética.

En 1954, escribió un artículo para incitar la revolución socialista en países occidentales, pretendiendo extender el Comunismo sin una tercera guerra mundial y en 1960 Botvinnik escribió una carta al Gobierno soviético que propone reformas económicas que eran contrarias a la política del partido.

Sobre el ajedrez sus críticas eran muy respetadas, pero tenían fama de ser muy duras.

Veamos por ejemplo el siguiente texto:

Entrevista a Botvinnik “el severo” en 1980.

 

¿Qué piensa usted de Karpov?

Indudablemente, Karpov es un jugador de ajedrez práctico talentoso y fuerte. Él es muy racional y él sabe cómo usar económicamente su potencial de juego en todas las partes de un torneo largo.

 

En general, él trata de hacer el menor esfuerzo como sea posible. Cuando él se convirtió en el Campeón Mundial, hizo prácticamente que todos los jugadores de ajedrez más fuertes soviéticos trabajaran para él.

 Si se sabía que algún maestro de ajedrez, aunque fuese mediocre, era un experto sobre alguna apertura, lo reclutaban para ayudar a Karpov. Seguramente, todo esto fue guardado en secreto y nadie conocía "los métodos" de la preparación de ajedrez de Karpov.

 

En resumen Karpov es un explotador de las ideas creativas de los otros jugadores de ajedrez. Hay que decir que su talento le permite usar estas ideas, pero él, como un pensador de ajedrez, es tan estéril como un conejo estéril.

 

¿Quién, en su opinión, es el jugador más creativo de ajedrez?

Sólo aquellos que hacen una investigación seria en el ajedrez avanzan  a nuevas alturas creativas en el juego.

 

El primer verdadero erudito en este respecto era Wilhelm Steinitz quién revolucionó el proceso del pensamiento creativo en el ajedrez.

 

Francamente hablando, Steinitz  fue el primero en trabajar seriamente en el ajedrez y, debido a eso él acababa fácilmente con sus oponentes, que eran probablemente iguales a él en lo que a el talento de ajedrez se refiere.

 

En cuanto a mí, desarrollé la investigación de ajedrez hasta tal punto que toda la preparación de ajedrez fue puesta en una base científica.

 

Pero nunca he hecho secretos mis métodos de preparación y usted puede encontrar todo en mis libros.

 

¿En cuanto a sus contemporáneos, a quienes selecciona usted como maestros de investigación del ajedrez?

Yo mencionaría aquí a Boleslavsky, Furman y Geller. En cuanto a los jugadores Occidentales, yo seleccionaría a Reuben Fine que hizo una gran contribución a la fase final.

 

Hablando sobre grandes investigadores de hoy, yo mencionaría a Korchnoi y al pequeño muchacho de Bakú,  Garri Kasparov.

 

¿Y que sobre Portisch y Polugaeyevsky? Muchas personas los consideran como seguidores directos de sus métodos …

Pienso que para la verdadera investigación, ellos no son suficientemente talentosos.

 

 

Pueden trabajar durante horas hasta el fin en alguna posición. También pueden encontrar alguna mejora de la teoría de las aperturas en la jugada 30, pero que no sería un enfoque realmente científico.

Por supuesto, cada uno de ellos está en la 5a o 6a posición en la lista de rating del mundo lo que seguramente habla por si mismo.

Pero, ninguno de ellos llegará a Campeón Mundial.

 

¿Notó usted que la gente talentosa puede ganar Campeonatos Mundiales sin penetrar profundamente en el ajedrez sólo cuándo no tienen enfrente a un verdadero investigador capaz de defender en la práctica sus puntos de vista, u opiniones sobre el ajedrez y sus  métodos?

 

 ¿Recuerda usted cómo derroté a Tal, el gran genio, cuando yo tenía ya 50 años? Todo esto pasó porque Tal nunca estudió el ajedrez seriamente.

Sin desacreditar los logros de Petrosian, Spassky y Karpov, yo diría que todos ellos deben sus victorias a sus entrenadores - Boleslavsky, Bondarevsky, Furman.

 

 

Ellos escribían libros y artículos, dando al mundo de ajedrez las nuevas ideas, pero los Campeones Mundiales no escribieron nada y no enseñaron a nadie. Sólo jugaron partidas agradables en las cuales usaban las ideas de otra gente.

 

¿Y que sobre los conocedores de hoy de la teoría de las aperturas, Balashov y Belyavsky quiénes trabajan en el ajedrez 8 horas diarias?

 

Balashov no tiene ningún talento. Cuando la teoría de aperturas se termina, él es tan indefenso como un gatito.

Es un gran maestro ordinario con una gran cantidad de conocimiento, pero incapaz de usar su conocimiento correctamente.

En cuanto a Belyavsky, el problema es que él comenzó la investigación del ajedrez demasiado tarde.

Trabajo activa y seriamente en el ajedrez solo cuando él ya tenía 18 años. Aunque parezca extraño, los 18 años es una edad demasiado tardía.  Garry Kasparov ha estado estudiando el ajedrez desde la edad de 10 años.

 

 

¿Cómo puede usted explicar que Capablanca llegara a Campeón Mundial? Él nunca trabajó en el ajedrez …

¡Ah, pero Capablanca era un genio! ¡El genio más grande en historia de ajedrez! Pero no piense que él no sabía nada de ajedrez.

Él sabía tanto como necesitase para conseguir sus objetivos.

Créame: si Capa hubiera aparecido en el horizonte de ajedrez hoy día, le habría tomado medio año para aprender la teoría de ajedrez y luego habría derrotado a todos.

 

Usted es demasiado estricto con los grandes maestros modernos.

¿No hay allí entre ellos jovenes talentosos?

Seguramente los hay. Pero ninguno de ellos ha desarrollado su talento. Tome, por ejemplo, a Tukmakov, Belyavsky, Romanishin, Vaganian, Tseshkovsky o a jugadores extranjeros tales como Lubojevic, Timman, Seirawan.

¿Cuál de ellos puede jactarse de resultados estables? ¡Nadie!

¿Y porque? Porque no hacen investigación en ajedrez

 Lev Kharitonov, en un artículo remata las opiniones de Botvinnik con algunos comentarios.

 

“En 1963, Botvinnik perdió el match por el  título de campeón mundial ante Tigran Vartanovich  Petrosian.

 

La verdad es que fue un match bastante aburrido. Como hoy, estaba involucrado en el ajedrez y tuve la suerte de ver muchas partidas de aquel partido match en Moscú.

 

Recuerdo que muchos espectadores y fans del ajedrez, probablemente menos entusiastas que yo, no podían sofocar un bostezo en algunos partidas, sobre todo en los empates cortos.

 

Pienso que ambos jugadores eran responsables de este aburrimiento. Muchos años más tarde, Botvinnik escribió:Petrosian creó posiciones en las cuales los acontecimientos se desplegaron como si fueran una película de cámara muy lenta”.

Bien, en principio, esta es una observación verdadera, pero, al mismo tiempo, podemos decir que Petrosian jugó muchas parttidas de ataque, mostrándose como un táctico brillante.

 

Como un ejemplo, está la segunda partida de de su match contra Robert Fischer. “Nunca he oído y en ninguna parte tal ovación del público como después de este juego,” recordó Petrosian.

 

Lamentablemente, este fue su único triunfo contra Fischer en aquel match”.

 

Sin duda, aunque muy duro en sus observaciones del genio de Riga, Mikhail Tal, Botvinnik lo conocía mejor que nadie, con excepción de Koblentz, pues jugó dos matches por el campeonato mundial.

 

Botvinnik afirmaba que Tal, siendo un genio táctico, desarrollo unilateralmente su talento de ajedrez. En otras palabras, Tal, de acuerdo a Botvinnik, sacrificó la estrategia a favor de la táctica.

No obstante es difícil estar de acuerdo con el siguiente veredicto de Botvinnik:

“El enfoque demasiado pragmático de Tal hacia el ajedrez permitió que consiguiera el objetivo más alto, pero pagó un precio alto. Él redujo su potencial creativo”.

Así escribió Botvinnik tras su victoria sobre Tal en el match de revancha de 1961, pero incluso en ese tiempo, a los 25 años, la mitad de la edad de Botvinnik, Tal era un ajedrecista con juego posicional muy bueno, y más tarde en su carrera posterior creó obras maestras de sutil corte posicional y estrategia profunda.

¿Cómo se evaluaba la fuerza práctica de Botvinnik?

 

Como apuntabamos, el GM Reuben Fine  observó que Botvinnik estaba en o cerca de la cumbre del mundo del ajedrez durante treinta años - a partir de 1933, cuando él empató contra Flohr, hasta 1963, cuando él perdió el campeonato mundial definitivamente, contra Petrosian - "una hazaña igualada históricamente sólo por Emanuel Lasker y Steinitz

El sistema de posición estadístico usado por Raymond Keene y Nathan Divinsky en su libro “Guerreros de la Mente” concluye que Botvinnik era el cuarto jugador más fuerte de todos los tiempos: detrás de Garry Kasparov Anatoly Karpov y Bobby Fischer pero delante de José Raúl Capablanca, Lasker, Viktor Korchnoi , Boris Spassky, Vasily Smyslov y Tigran Petrosian.

 

 

El Chessmetrics, el sistema que es sensible a la longitud de los períodos comparados, coloca en tercero a Botvinnik en una comparación de los mejores años individuales de los jugadores (1946 para Botvinnik) y sexto en una comparación de períodos de quince años (1935-1949 en el caso de Botvinnik).

 

En 2005, Jeff Sonas el creador de Chessmetrics escribió un artículo en que examinó varios modos de comparar la fuerza de jugadores número uno mundiales, unos no basados en Chessmetrics; y Botvinnik generalmente surgía como uno de los primeros seis (las mayores excepciones estaban en criterios relacionados con resultados de torneo).

 

La FIDE no adoptó el  sistema Elo de rating hasta 1970, en el tiempo en que  la fuerza de Botvinnik había estado disminuyendo durante varios años.

Según cálculos no oficiales por Árpád Elo, Botvinnik era el jugador más alto a partir de 1937 hasta 1954, alcanzando su punto máximo, aproximadamente 2730,  en 1946.

Botvinnik generalmente buscaba posiciones tensas con posibilidades para ambos lados; de ahí que sus resultados eran a menudo mejores con las piezas Negras cuando él podría evitar líneas que probablemente producirían empates

Tenía un asimiento fuerte de la estrategia a largo plazo, y a menudo quiso aceptar debilidades que su opositor no podía explotar a cambio de un poco de ventaja que Botvinnik si podría explotar

Él admitió que era relativamente débil en el cálculo táctico, pero en realidad no es seguro que él mismo se creyera eso,  hay muchos ejemplos de sus sacrificios , aunque en su mayoría eran sacrificios posicionales que a menudo tenían metas a largo plazo ya que generalmente su objetivo no era forzar un triunfo rápido, sino mejorar su posición y minar la de su oponente.

 

Botvinnik era también capaz de ataques de sacrificio supremos cuando él pensaba que la posición lo justificaba.

 

 Botvinnik se vio como "un jugador universal" (de estilo versátil), en contraste con las maquinas calculadoras tácticas superiores como Mikhail Tal o jugadores puramente posicionales como Tigran Petrosian

 

Reuben Fine consideró que la colección de Botvinnik de sus mejores partidas era uno de los tres libros más hermosos publicados hasta mediados de los años 1950 (los otros dos eran las colecciones de Alexander Alekhine y Akiba Rubinstein).

 

 

Kasparov cita a Tigran Petrosian diciendo que, "al jugar con Botvinnik había un sentimiento muy desagradable de inevitabilidad. Una vez en una conversación con Keres mencioné esto y hasta comparé a Botvinnik con una excavadora, que barre todo en su camino. Keres sonrió y dijo: ¿"pero puede usted imaginar qué era jugar contra él cuando era joven?"

 

El ejemplo de Botvinnik ha establecido un enfoque moderno de enseñanza de y de preparación para las competencias de ajedrez : ejercicio físico regular pero moderado; el análisis muy a fondo de un repertorio relativamente estrecho de aperturas; analizar y  anotar las propias partidas y  de los grandes jugadores del pasado y en lo posible, antes de una competencia específica, de los futuros competidores; publicación de las anotaciones de modo que otros puedan indicar cualquier error; estudiar a los oponentes para descubrir sus fuerzas y debilidades; objetividad despiadada sobre las propias fuerzas de y debilidades.

 

Botvinnik también jugó muchos matches cortos de entrenamiento contra grandes maestros fuertes incluso Salo Flohr, Yuri Averbakh, Viacheslav Ragozin y Semion Furman  en cuartos ruidosos o humeantes si él pensara que él tendría que afrontar tales condiciones en algún torneo futuro.

 

El GM Jan Timman publicó un libro sobre los famosos matches “secretos” de Botvinnik. Vladimir Kramnik dijo, "la carrera de ajedrez de Botvinnik era el camino de un genio, aunque él no fuese un genio", dando entender que Botvinnik era brillante en hacer el mejor uso de su talento.

 

Aunque Botvinnik no usara una amplia variedad de aperturas, él hizo contribuciones principales a aquellos él usó realmente, por ejemplo: la variante Botvinnik de la Defensa semieslava en el Gambito de la Dama Rehusado, el sistema Kasparov/Botvinnik en la Variante del Cambio del Gambito de la Reina Rehusado, la Defensa Caro-Kann (tanto el Ataque de Panov-Botvinnik para el punto de vista del Blanco como varios desde la visión para Negro), la Variante Winawer de la Defensa francesa, el Sistema Botvinnik en la Apertura de inglesa.

 

En su investigación de aperturas Botvinnik no pretendió producir trucos o estratagemas tácticas que sólo serían eficaces una vez, sino mejor dicho sistemas en los cuales él pretendió entender posiciones típicas y sus posibilidades mejor que sus rivales.

 

Su consejo a sus alumnos incluyó tener un cuaderno al que titulasen "Mi teoría de las aperturas " y su refrán más usual en sus conferencias:  “No es importante saber lo que todos saben, pero es muy importante saber lo que nadie sabe".

 

De hecho él usó cuadernos diferentes en períodos diferentes, y copiaba unos análisis de un cuaderno al siguiente.

 

La Escuela soviética del Ajedrez" que dominó el ambiente de los torneos internacionales desde 1945 aproximadamente hasta la desaparición de la URSS en 1992 y continuó en la forma de diversas escuelas de los países que integraban la URSS, como la escuela ucraniana, la rusa, la armenia, la georgiana, la letona, la azerí y muchas de Europa Occidental con la emigración de maestros exsoviéticos,  siguieron el enfoque de Botvinnik a la preparación y a la investigación de aperturas; y, aunque los jugadores soviéticos tuvieran sus propios estilos preferidos del juego, adoptaron todos su enfoque combativo y la voluntad de no hacer caso de principios "clásicos" si  al hacerlo así se ofrecían perspectivas creíbles de una ventaja duradera.

 

Al perder en 1963 su título de Campeón Mundial y no concedérsele de nuevo la oportunidad de un match revancha, como sucedió en  1957 y 1960, cuando cayera derrotado ante Smyslov primero y Tahl después; decidió no optar por jugar todo el ciclo de torneos de Candidatos, pues ya a los 52 años no deseaba emprender todo ese largo camino. Entonces se enfocó más a la enseñanza del ajedrez.

En 1963 Botvinnik fundó su propia escuela dentro del sistema de entrenamiento soviético, y sus graduados incluyen a los campeones mundiales Anatoly Karpov, Garry Kasparov y Vladimir Kramnik, y otros jugadores de primera clase internacional como Alexei Shirov, Vladimir Akopian y. Jaan Ehlvest.

Botvinnik no era un observador infalible del talento de ajedrez: y aunque él dijera de Kasparov de 11 años, "el futuro de ajedrez está en las manos de este hombre joven", dijo también él en la primera vista de Karpov, "ese muchacho no tiene una pista sobre el ajedrez, y no hay ningún futuro en absoluto para él en esta profesión”.

 

Pero recuenta Karpov afectuosamente sus memorias juveniles de la escuela de Botvinnik y acrédita su formación a Botvinnik, sobre todo  que las tareas que él asigno, tuvieron como consecuencia una mejora marcada de su propio juego.

 

Kasparov por su parte presenta a Botvinnik casi como una especie de figura de padre, de esa manera hace un equilibrio de la percepción pública común de que Botvinnik era hosco y distante. Kasparov dice  heredar el énfasis de Botvinnik en la preparación, investigación e innovación.

Botvinnik todavía desempeñaba un papel de enseñanza principal en su escuela a finales de los años 70, cuando Kramnik entró en la escuela, e hizo una impresión muy favorable en su alumno.

 

 

 

Datos Generales:

Nacimiento: 17 de Agosto de 1911, en Kuokkala, Rusia

Muerte: 5 de Mayo de 1995, Moscú, Rusia

Obtiene el título de Gran Maestro, 1950

Campeón de la URSS, 1931, 1933, 1939, 1941, 1944, 1945, 1952

Campeón Mundial. 1948-1957, 1958-1960, 1961-1963

Resultados más importantes en Torneos

1935 Moscú 1-2

1936 Nottingham 1-2

1938 Amsterdam (AVRO) 3

1946 Groninga 1

1947 Moscú 1

1948 La Haya/Moscú 1

1954 Moscú (m), Smyslov 12:12

1957 Moscú (m), Smyslov 9,5:12,5

1958 Moscú (m), Smyslov 12,5:10,5

1960 Moscú (m), Tal 8,5:12,5

1961 Moscú (m), Tal 13:8

1961/62 Hastings 1

1962 Estocolmo 1

1963 Moscú (m), Petrosian 9,5:12,5

1963 Amsterdam 1

1965 Nordwijk 1

1966/67 Hastings 1

1969 Wijk aan Zee 1-2